ARA San Juan: los indicios que pueden explicar el desenlace

 
EXTRACTO GRATUITO

Quizá nunca se pueda hacer con el lo que se hace con la mayoría de los accidentes aéreos, en los que se pueden recuperar parte de las piezas y las cajas negras que graban conversaciones y datos operativos y de funcionamiento técnico para reconstruir los acontecimientos y establecer con alto grado de certeza cuál fue la causa del siniestro., es casi una utopía suponer que, con los medios actuales, sea posible izar del fondo del mar una mole de más de 2000 toneladas para inspeccionarla en tierra y, así, determinar qué causó el hundimiento. No obstante, las primeras imágenes conocidas del final del TR-1700 permiten trazar algunas hipótesis. Y puede esperarse que como los que le permitieron a hallar el submarino en profundidades inhóspitas permitan realizar un mapeo en imágenes de los restos del barco y, con esas piezas, sumadas a otros elementos, componer una explicación de las causas y circunstancias del naufragio.Incluso sin reflotar los restos, sostienen los especialistas, sería posible esbozar una teoría de lo que ocurrió en los 119 minutos que pasaron desde la última comunicación con la base hasta el momento en que los sistemas de escucha subacuática de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares detectaron el 15 de noviembre de 2017, a las 10.51, un "evento violento, singular, anómalo, corto y no nuclear consistente con una explosión" en un punto del Mar Argentino frente al Golfo San Jorge.El primer dato relevado, porque lo reportó el comandante del ARA San Juan, capitán de fragata Pedro Fernández, es que en una maniobra de snorkelling (permite la entrada de aire para encender los motores que recargan las baterías y regenera la atmósfera interna) se produjo un inesperado ingreso de agua, producto de la falla de un sensor externo que hace que, con la llegada de una ola que supera la vela del submarino, la tapa del tubo de snorkel se cierre. "Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación del tanque de baterías Nº 3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías. Baterías de proa fuera de servicio. Al momento en inmersión, propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal, mantendré informado", fue el mensaje de Fernández a las 7.33, en el comienzo de sus horas fatales. A las 8.52 fue su último intento de comunicación.El contacto del agua de mar con los bornes de las baterías había producido un arco voltaico entre los acumuladores y el casco de la nave. Ese...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA