Aquella Recordando con ira de 1978

 
EXTRACTO GRATUITO

"El 8 de mayo de 1956 se alzó el telón del Royal Court?". Así empieza uno de los textos canónicos del teatro inglés, Anger and After (Iracundia y después), el libro que Kenneth Tynan (1927-1980), el más influyente crítico teatral de la época, dedicó a los jóvenes dramaturgos británicos de entonces, por él denominados angry young men, jóvenes iracundos, cuyas obras fueron a su vez calificadas como kitchensink drama, dramas de pileta de cocina. El telón del Royal Court se había alzado sobre Look Back in Anger, de John Osborne, que dos años después llegó al escenario del Odeón porteño en traducción de Victoria Ocampo, quien la tituló Recordando con ira (la puesta en Montevideo, de otro traductor, se llamó Rencor al pasado, que personalmente prefiero porque me molestan los gerundios).En vísperas del estreno de una nueva versión, en el San Martín, me parece oportuno recordar aquel estreno del año 58. También porque, si mal no recuerdo, fue la primera crítica teatral que escribí en este diario, en mi etapa inicial (1957-1961). Yo era crítico de cine y no recuerdo por qué el titular de teatro, Miguel Menegazzo Cané, no podía esa noche asistir al espectáculo, y tampoco Octavio Hornos Paz, el jefe de redacción, que solía cubrirlo. Tampoco sé por qué me confiaron esa tarea, gracias a la cual pude asistir, deslumbrado, a la revelación de Alfredo Alcón, en el papel de Jimmy Porter, el amargo y desilusionado protagonista, modelo del joven iracundo que sufre la decadencia inevitable del imperio tras la Segunda Guerra Mundial. Fue la segunda obra interpretada por el grupo que formaban Alfredo, María Rosa Gallo y, como...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA