Aquel miedo del que habló el Vasco

 
EXTRACTO GRATUITO

La importancia de lo que se juegan se ve en los detalles y en las rutinas alteradas. El Vasco Arruabarrena fue el más sincero y mucho antes de que empezara la acción dijo que el miedo era de los dos. De Boca y de River. Entrenamientos a puertas cerradas, con ventanas tapadas contra espías, nombres y especulaciones que van, que vienen y que hacen de las probables formaciones una lotería. Se vuelve casi un juego de truco, vale el "engaño", y a no dudarlo: Boca es mano.

Ya empieza el momento decisivo. Uno no encontrará consuelo. La Copa Libertadores, a estas alturas, abraza o muestra la salida. Y nada peor que un portazo en las narices de parte del rival menos querido. Boca no puede quedarse tranquilo con el aperitivo del domingo: más que relajarlo, el 2-0 tendrá que mantenerlo más atento que nunca. Ésta es otra historia, potenciada porque River asoma con la sensibilidad herida.

Cómo Boca no va a alarmarse. Si después de una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA