Apuestan al petróleo y a las energías renovables para atraer inversiones

RESUMEN

La "marca país" de la Argentina, por la que tanto luchó el Gobierno, en este momento tiene más etiquetas de "riesgo país alto" y "tipo de cambio volátil" que de la seguridad jurídica y la previsibilidad pretendida

 
EXTRACTO GRATUITO

La "marca país" de la Argentina, por la que tanto luchó el Gobierno, en este momento tiene más etiquetas de "riesgo país alto" y "tipo de cambio volátil" que de la seguridad jurídica y la previsibilidad pretendida. Hay un sector que logró eludirla, para bien o para mal: se trata del energético, donde, según los jugadores de la industria, el potencial que tiene el país excede la coyuntura y apunta a largo plazo.La crisis financiera enfrió la búsqueda de inversiones en varias industrias, pero la energética continúa a toda máquina. Ayer se inauguraron dos parques solares en San Luis. La semana próxima, la formación de hidrocarburos Vaca Muerta será el foco de la discusión en un foro en Houston, Texas -la meca global del petróleo-. Y en octubre se abrirán los pliegos del plan Renovar Miniren, dirigido a pequeños proyectos de generación eléctrica producida con recursos renovables.El marketing de las inversiones en energía tiene dos términos claves: renovables y no convencionales. Las llamadas energías "limpias" se llevan el mayor anuncio de desembolsos por parte de una compañía privada en el último tiempo.Otra novedad en materia de energías renovables es la apertura de los parques solares Caldenes del Oeste y La Cumbre, en San Luis, que aportarán 46,75 MW de energía renovable al sistema nacional, un equivalente al requerimiento eléctrico de más de 30.000 hogares.Los parques en San Luis son el primero proyecto en operación de RenovAr, el programa oficial de abastecimiento de energía eléctrica a partir de fuentes renovables lanzado en 2016. Junto con la resolución 202, que adaptó los contratos que ya estaban en funcionamiento a las nuevas regulaciones, ya hay 157 proyectos adjudicados en 21 provincias, 60 de ellos en construcción o en funcionamiento. En total, suman 2375,05 megavatios (MW) de potencia instalada por más de US$3500 millones.Hay un segundo hito bajo la etiqueta "renovables". El viernes pasado, el Gobierno puso en marcha un spin-off del RenovAr para pequeños proyectos: se trata del Miniren, que busca sumar 400 MW de producción de fuentes "verdes". Los pliegos se abrirán en octubre; en marzo de 2019 se presentarán las ofertas, en mayo será la adjudicación y en julio se firmarán los contratos. Se ofrecerán para la adjudicación 350 MW a iniciativas fotovoltaicas y eólicas, 10 MW para pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, 25 MW para biomasa, 10 MW para biogás y 5 MW para biogás de relleno sanitario."En este año tenemos inversiones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS