Aprobaron la reforma al régimen de riesgos de trabajo

RESUMEN

El proyecto del Gobierno fue convertido en ley en una sesión acalorada; parte de la oposición se abstuvo a último momento

 
EXTRACTO GRATUITO

La convirtió anoche en ley la reforma del régimen de riesgos de trabajo, en una sesión que terminó con un escándalo por la decisión del Poder Ejecutivo de modificar la fórmula para el cálculo de los aumentos de las jubilaciones.

En un recinto en plena ebullición, el proyecto que apunta a reducir los juicios por accidentes laborales obtuvo 88 votos favor, 23 en contra y 44 abstenciones. Cambiemos debió aprobar el texto en soledad porque, a último momento, el sector de la oposición que apoyaba el proyecto optó por la abstención en protesta por la medida de la Anses, luego abortada.

La decisión cayó también como una bomba en el oficialismo. Segundos antes de la votación, Elisa Carrió planteó, parada y a los gritos, una cuestión de privilegio "contra el Poder Ejecutivo". Apenas terminó la sesión, subió más el tono: "Si no me bajan la resolución pido la renuncia a Basavilbaso [Emilio, titular de la Anses] o a quien sea. Aprendan la regla de la ética", dijo, a grito pelado en el pasillo, y remató: "¡Se van a la reputa que los parió!" A unos metros de ahí, los diputados radicales y de Pro no salían de su asombro. "No sé qué, pero algo tenemos que hacer", se salía de la vaina el radical Miguel Bazze. Justo en ese momento, las autoridades del interbloque Cambiemos, Mario Negri y Nicolás Masot, se comunicaban con Mauricio Macri, quien les garantizó que daría marcha atrás con la medida.

La medida puso en riesgo la sanción de la ley de riesgos de trabajo. "No nos pidan responsabilidad si no tienen respeto por las leyes. La medida baja las jubilaciones y las asignaciones familiares. A esto no se animó nadie", dijo Héctor Daer, uno de los jefes de la CGT.

Cuando ya corría la cuenta regresiva para la votación, los diputados del FPV se pararon al costado de sus bancas para dejar la sesión sin quórum. El Bloque Justicialista y el Frente Renovador, que habían puesto el grito en el cielo por la decisión de la Anses, no dejaron el recinto, pese a los reclamos del kirchnerismo. "Si se levantan se cae la ley", les gritaban. Sentada al lado de Sergio Massa, Graciela Camaño los mandaba a callar.

Finalmente, con esa tensión en el aire, el tablero indicó el resultado final. Con el FPV ausente, votó en contra el Frente Amplio Progresista (FAP), el Frente de Izquierda y el Movimiento Evita. "La ley se aprobó por el Bloque Justicialista y el Frente Renovador. Votaron la ley con el culo", dijo a la salida Teresa García, secretaria...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS