“Aprendí a aguantar”: la réplica de Cristina a la imputación y la marcha

 
EXTRACTO GRATUITO

EL CALAFATE.- en forma directa del caso del fiscal Alberto Nisman, aunque a través de un discurso por cadena nacional realizó una fuerte defensa de su gestión y tras la imputación judicial que desde el viernes pasado pende sobre ella dijo: "Se siguen asombrando como aguanto todo lo que tengo que aguantar", afirmó con vehemencia ante los aplausos de los que estaban en el acto.

En el segundo acto público desde que se concretara la imputación por el supuesto encubrimiento de iraníes implicados en el atentado a la AMIA, la Presidenta aseguró que el clima crudo y las condiciones extremas de la Patagonia templaron el carácter de su marido y el suyo: "aprendí acá, en la Patagonia, con el viento, con el frío, con la nieve, con el olvido", dijo.

La jefa del Estado fue imputada por el fiscal Gerardo Pollicita sobre la base de la denuncia que presentó Nisman cuatro días antes de que fuera hallado muerto.

Ayer. la Presidenta fue la única oradora en los actos centrales del 138° aniversario del Bautismo del Lago Argentino. El anuncio de la cadena nacional despertó las expectativas sobre un posible mensaje ante la marcha del silencio convocada los fiscales por el esclarecimiento de la muerte de Nisman. Pero Cristina Kirchner evitó realizar menciones directas de esa movilización y de la denuncia que la causa de encubrimiento. Se mostró con varios de sus ministros y rodeada por el kirchnerismo local .

El acto que encabezó ayer Cristina Kirchner en El Calafate no fue en la plaza principal del pueblo, sino en un escenario montado al aire libre en el playón del hospital de alta complejidad inaugurado, que se ubica en las afueras de la ciudad. Allí está el centro sanitario que lleva los nombres Gobernador Cepernic-Presidente Kirchner.

La Presidenta fue enfática al señalar elípticamente sobre la imputación en su contra: "Cuando me preguntan cómo aguanto todo lo que tengo que aguantar les digo que aprendí acá con el viento, con el frío, con la nieve". Antes advirtió: "Esto no es para blandos", en relación con el momento judicial que atraviesa y la crisis institucional que vive su gobierno tras la muerte del fiscal Nisman.

En el final del discurso -en el que combinó detalles técnicos del nuevo hospital público, destacó la gestión de Aerolíneas Argentinas, recordó sus primeros viajes a El Calafate en los años 80 y compartió anécdotas familiares-, inmediatamente la jefa del Estado retomó la metáfora de la vela utilizada por el cura párroco Carlos "Lito" Álvarez...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA