Con aporte opositor, el Gobierno tuvo un contundente éxito en Diputados

 
EXTRACTO GRATUITO

La Cámara de Diputados le ofrendó ayer al Gobierno su primer triunfo legislativo: con 165 votos positivos frente a 86 negativos, el oficialismo y un mosaico variopinto de bloques opositores dieron media sanción al acuerdo que le permitirá a la Argentina salir del default. Se trata del proyecto de ley más importante para la gestión económica del presidente Mauricio Macri.

Nadie aplaudió ni vitoreó al final de las casi 20 horas que duró la sesión. "No se puede festejar que la Argentina les deba pagar a los buitres", alegaron los oficialistas. La iniciativa se giró de inmediato al Senado, que ayer mismo inició su debate en comisión con la presencia del ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay. El oficialismo confía en que la contundencia de la votación de ayer en Diputados disipe la posibilidad de que el peronismo en el Senado le introduzca más cambios al dictamen. Cualquier modificación por parte de la cámara revisora demoraría la sanción final de la ley, cuando lo que busca el Gobierno es aprobarla antes del 14 del mes próximo, cuando debe efectuar el primer pago a los acreedores externos.

A diferencia de las iniciativas del kirchnerismo, que con su mayoría se solían aprobar a libro cerrado, el acuerdo con los holdouts tuvo numerosas modificaciones en su redacción original por los aportes de la oposición, principalmente del Frente Renovador, de Sergio Massa; del Bloque Justicialista, de Oscar Romero y Diego Bossio, y del frente Progresistas, con Alicia Ciciliani (Partido Socialista) y Margarita Stolbizer (GEN). Esta apertura del oficialismo -obligado por su condición de minoría- redundó en la contundencia del resultado final.

El Frente para la Victoria (FPV) se mantuvo firme en el rechazo al acuerdo, que calificó como una capitulación ante los fondos buitre. Dejó jirones en el camino: seis diputados del bloque votaron a favor (ver aparte). "Pero no se fueron del bloque", aclararon los voceros kirchneristas. Al rechazo del FPV se sumaron los bloques de izquierda y Libres del Sur.

Mientras discurrían los discursos en el recinto, Luciano Laspina (Pro), presidente de la Comisión de Presupuesto, mantenía contacto permanente con su colega del Frente Renovador Marco Lavagna, el principal asesor económico de Massa en el Congreso. Hasta último momento negociaban modificaciones en el dictamen, que, vale aclarar, no afectaron la médula del acuerdo, sino más bien apuntaron a blindarlo ante eventuales nuevos litigios.

En líneas generales, el acuerdo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA