Antonio Caló: 'Si el 27% de aumento sirve para que no se desmadre la inflación, bienvenido sea'

 
EXTRACTO GRATUITO

Antonio Caló aceptó ser un ingrediente más de la receta antiinflacionaria que diseña Axel Kicillof. "Compartí su anhelo. Si ayuda para que no se desmadre la inflación, bienvenido sea", argumentó sobre el 27% de aumento que acordó con el ministro de Economía como pauta salarial de referencia para las paritarias.

A menos de una semana del trato, el jefe de la CGT oficialista da la sensación de estar algo arrepentido. El 27,8% que cerró el martes para sus afiliados de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) abrió grietas internas en el sindicato y ya se ve forzado a pensar en nuevos reclamos. "Si esto se desmadra, vamos a salir a la cancha a pedir compensar lo que estamos perdiendo", dijo Caló en una entrevista con LA NACION y otros medios.

Entre su rosario de demandas, además de otra mejora salarial para la UOM este año, proyecta pulseadas contra el Gobierno por la suba del salario mínimo, los fondos de las obras sociales sindicales y una reforma del impuesto a las ganancias, cuya aplicación, según Caló, debería ser a partir de salarios superiores a los $ 40.000.

-¿Cómo quedó después de las presiones para cerrar en un 27%?

-Si el Gobierno no se metía, seguiríamos negociando entre un 21 y 22%. Los empresarios tampoco están conformes con este aumento. Ellos pusieron los topes. Los delegados están enojados, querían el 32%. Querían hacer el paro y salir a la calle.

-¿Tienen malestar con Cristina?

-Los muchachos no tienen malestar contra el Gobierno, al contrario: es contra los dirigentes gremiales. Querían parar por folklore. No les importaba nada.

-¿Lo van a colgar igual del Obelisco, como bromeó usted si no conseguía el 32%?

-Ahora quedo a la mitad del Obelisco.

-¿Es la primera vez en 12 años de paritarias que percibe que la postura del Gobierno y de los empresarios es la misma?

-Siempre fue la misma, pero este año fue más abierto. Tuvieron una postura común, como encadenados.

-¿Qué imagina que puede pasar con la economía cuando termine este gobierno?

-No creo que ningún gobierno que venga quiera hacer un ajuste. El movimiento obrero va a tratar de no perder lo que consiguió. Ya tuvo la experiencia de los 90, que no peleó como tenía que pelear.

-Gane quien gane, se habla de un pacto social: los empresarios no aumentan los precios, los sindicatos no obtienen mejoras salariales. ¿Lo aceptaría?

-Lo aceptaríamos. El peor impuesto para el trabajador es la inflación.

-En la reunión de Mauricio Macri con los gremios del transporte, se habló de "sincerar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA