Antonio Berni, la mejor inversión

Cuando se habla de la obra del rosarino Antonio Berni nunca es más cierto aquello de que difusión es mercado. El pintor argentino más importante del siglo XX fue el único que logró cerrar la venta de una de sus pinturas por un millón de dólares. La obra de marras es Desocupados, fresco social icónico que relata visualmente la crisis del 30 y muestra en su mayor esplendor las condiciones pictóricas del artista, que había aprendido los secretos del muralismo junto a David Alfaro Siqueiros.

Colaboró con el mexicano en el mural encargado por Natalio Botana para la quinta de Don Torcuato, donde el dueño del diario Crítica pasaba los fines de semana. Ejercicio plástico es una obra poderosa, visceral e irrepetible. Por suerte para nuestro patrimonio fracasó el intento de llevarla fuera del país y, tras un largo encierro de chapa y humedad, se exhibe restaurada en el pabellón contiguo a la Casa Rosada, acondicionado ad hoc.

Hay una fecha clave en el lanzamiento internacional de la obra de Berni, en la que mucho tuvo que ver la galerista y marchand Ruth Benzacar, conocida en el ambiente como la Zarina del arte. Fue a mediados de los años 90 cuando Jorge Glusberg, como director del Museo Nacional de Bellas Artes, organizó una muestra del artista rosarino, que fue visitada por unas 350.000 personas. Un blockbuster anunciado poco antes con la compra de Orquesta típica. La pintura elegida por Pacho O'Donnell, entonces secretario de Cultura de la Nación, tapizó la ciudad de Buenos Aires y todos nos hicimos amigos de esos músicos que tocan el bandoneón.

Berni era un pintor de éxito. Ganó fama por sus retratos de chicos de piel mate y ojos grandes, que se vendían como pan caliente entre el nuevo coleccionismo, defensor a ultranza de un arte nacional. Sus cuadros eran un imán para el público formado por jóvenes profesionales y miembros de la colectividad judía, que se contaban entre los mejores clientes de Bonino y Benzacar, cuando la Zarina atendía a la clientela en una planta baja del barrio de Caballito.

Después de la muestra del Bellas Artes llegó la salida internacional con el envío de obras de Berni a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba