Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 20 de Marzo de 2023, expediente CNT 003372/2020/CA001

Fecha de Resolución20 de Marzo de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación SENT. DEF. EXPTE Nº: 3.372/2020 (58.751)

JUZGADO Nº: 66 SALA X

AUTOS: “A.F.J. ELIAS C/EL ESTURION S.A. Y OTROS

S/DESPIDO”

Buenos Aires.

El Dr. D.E.S. dijo:

  1. ) Vienen estos autos a la alzada a propósito de los agravios que contra el pronunciamiento digital de primera instancia (y su aclaratoria) interpusieron las demandadas EL ESTURION S.A. y J.A.S. a tenor de los memoriales remotos incorporados, los cuales merecieron las réplicas respectivas del actor.

    Asimismo existen apelaciones por los honorarios regulados.

  2. ) Doy tratamiento a los agravios formulados por la persona humana demandada mencionada.

    J.A.S. cuestiona de comienzo la decisión de grado de receptar las indemnizaciones de la ley 24.013 reclamadas (arts. 9°, 10° y 15 L.E.) en el entendimiento que existió de parte del magistrado “a quo” una incorrecta valoración de la prueba testimonial brindada al momento de resolver respecto de la fecha de ingreso del actor y el salario invocado (con pagos parciales sin registrar).

    La queja así deducida no tendrá recepción.

    Arriba firme a esta alzada -por ausencia de agravio- que el despido directo del demandante dispuesto por el aludido demandado resultó injustificado (art.

    242, L.C.T.) y ello derivó en la recepción de las indemnizaciones derivadas de ese hecho extintivo (conf. arts. 232, 233 y 245, ídem).

    Ahora bien. Las declaraciones aportadas al pleito por el demandante corroboran la efectiva prestación de servicios por parte de A.F. como médico principal y encargado de la sucursal explotada por el demandado apelante de Av. La Fecha de firma: 20/03/2023

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Plata 20, del barrio de Caballito de esta Ciudad, como así también que su verdadera fecha de ingreso al establecimiento aconteció en agosto de 2017, esto es con anterioridad a la fecha formalmente registrada por la empleadora y que percibió parte de su salario de manera irregular (modalidad comúnmente conocida como pagos “en negro”).

    Ello se desprende de los testimonios concordantes y certeros propuestos a instancias del actor (M., D.B., N. y Z., receptados vía audiencia virtual los días 13 y 20/08/2021) todos ellos compañeros de trabajo de A.F..

    Considero que los aludidos testimonios cuentan con valor convictivo y eficacia probatoria al ser brindados por quienes dieron debida razón de sus dichos y tomaron conocimiento directo de lo que relatan, lo que me lleva a desestimar los cuestionamientos que se formulan en los agravios en relación con los mismos (arts. 90

    L.O. y 386 del C.P.C.C.N.).

    Aduno que la circunstancia que algunos de los declarantes tenga juicio pendiente contra los demandados no invalida “per se” sus declaraciones ni lleva por ese sólo motivo a dudar de la veracidad de sus dichos si no surge concretamente la falsedad o inexactitud de lo referido, resultando ello un mero cuestionamiento abstracto (conf. P., E.R. “Tener el testigo juicio pendiente contra la demandada es una tacha absoluta?”, en DT 1985-B, pags. 1401 y ss., y jurisprudencia citada en ese trabajo).

    Desde otra óptica, será desatendida la argumentación esbozada en los agravios acerca de la falta de reclamos anteriores al despido por parte del actor por vía del principio de irrenunciabilidad de los derechos del trabajador (conf. arts. 12 y 58,

    L.C.T.).

    En definitiva y al configurarse en el caso los presupuestos de indebida registración y emplazamientos previstos por las indemnizaciones mencionadas para la procedencia de esos incrementos, sugiero desatender los agravios así formulados.

    Fecha de firma: 20/03/2023

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación 3°) Al restante cuestionamiento formulado (identificado como “II”) me remito a lo que diré a continuación al tratar los agravios vertidos por la sociedad demandada.

  3. ) EL ESTURION S.A. se agravia por cuanto el señor juez que me precede la consideró solidariamente responsable de los créditos admitidos y diferidos a condena. Argumenta que el vínculo que existió entre su parte y el codemandado J.A.S. (empleador del demandante) fue una relación comercial en el marco de un contrato de franquicia de la marca y sistema de salud capilar “HAIR

    RECOVERY”, por lo que jamás fue empleador del actor ni le impartió directivas ú

    ordenes, ni subcontrató o tercerizó servicios a favor del mencionado codemandado,

    por lo que le resultan inaplicables las disposiciones de solidaridad previstas por el art.

    30 de la L.C.T.

    Reiteradamente esta sala X ha sostenido que la solidaridad del citado art. 30 debe determinarse en cada concreto y particular caso con la apreciación de si la pertinente cesión, contratación o subcontratación de servicios hace a la "actividad normal y específica propia" y para ello cabe interpretar esa exigencia en armonía con el concepto de "establecimiento" que prevé el art. 6º de la ley laboral en cuanto...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR