Anita & Vega: 'Nunca hay lugar para una agencia más. El desafío es haceruna agencia diferente'

 
EXTRACTO GRATUITO

¿Hay lugar para una agencia de publicidad más? Con una economía argentina en recesión y una industria publicitaria a nivel mundial que se replantea la forma de hacer negocios, hoy no parece el mejor momento para lanzar un nuevo emprendimiento en el rubro. Sin embargo, Fernando Vega Olmos -uno de los grandes nombres de la publicidad argentina de los últimos 30 años- y Anita Ríos -uno de los talentos creativos más potentes de la actualidad y la única mujer que llegó al cargo de DGC en el país- están convencidos de que, al menos en la Argentina, no se puede vivir esperando un momento mejor que quizá nunca llegue.La flamante agencia Anita & Vega, que por ahora no tiene clientes y está terminando de habilitar sus oficinas en San Isidro, debutó con un aviso en un diario (LA NACION) y un texto kilométrico, que están bien a contramano de la idea de que vivimos en una época en que las redes sociales y los pocos caracteres son los que mandan. "Elegimos presentar la agencia en un diario porque estamos convencidos de que si tenés algo importante y relevante para contar, lo mejor es contarlo en un lugar donde te puedas diferenciar del resto y llamar la atención. El aviso en LA NACION hizo mucho ruido porque a partir de esa palanca que fue el diario rebotó en las redes y en otras plataformas. Cuando una idea es potente va buscando su propio cauce, como el agua. Además somos una agencia que hace avisos y por eso la mejor forma de presentarnos era hacer un aviso y pagarlo", asegura Vega Olmos desde Madrid, la ciudad en la que pasa la mitad del tiempo mientras se reparte la jornada de trabajo entre las oficinas españolas y argentinas de Picnic (su agencia de estrategia en la que está asociado con Diego Luque y Alex Pallete) y la nueva sociedad con Anita Ríos.Vega Olmos no le teme a las voces más alarmistas que alertan acerca de una inminente muerte de la agencia de publicidad. "Nunca hay lugar para una agencia más. El gran desafío es hacer una agencia diferente. El formato de la publicidad puede evolucionar y puede variar, pero la publicidad solo muere cuando no conecta"."A contramano de lo que puede pensarse hoy hay mucho trabajo, porque las marcas necesitan seguir promocionándose. Lo que puede haber cambiado es la estrategia de medios, pero de fondo no hay muchos cambios. La filosofía sigue siendo la misma. Conectar con las personas y conmoverlas, sabiendo que hoy te pueden responder por todos lados. Ya no se trata solo de un comercial de televisión o un aviso en gráfica. La gente está más sensible y el desafío es poder diferenciarse", explica...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA