Aníbal Fernández y Domínguez, con ideas y estilos antagónicos

LA PLATA.– Los aspirantes a gobernador por el Frente para la Victoria, Julián Domínguez y Aníbal Fernández, expresan distintos valores dentro de la oferta electoral oficial. Uno es conservador; otro, claramente audaz. Uno se apega a la estructura del Partido Justicialista. El otro integra a sectores comprometidos con el frente electoral creado por Néstor y Cristina K.

Dos propuestas antagónicas para suceder a Daniel Scioli desde el partido oficial. Dos formas de pensar la provincia de Buenos Aires para 2015-2019.

Presidente de la Cámara de Diputados, Domínguez representa al peronismo del interior provincial: conservador, en sintonía con el campo, de estrechos lazos con la Iglesia y con el Papa. Representa la estirpe del PJ bonaerense: su candidato a vicegobernador, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, presidió ese partido hasta que tomó licencia, quince días atrás.

El líder de la fórmula estuvo siempre en contra de la despenalización del aborto y de las drogas: "Los chicos necesitan límites. La despenalización de la droga crea conciencia de que te hace bien".

"A los narcos a veces me dan ganas de matarlos", opinó Domínguez en las últimas horas. En materia de seguridad, Domínguez podría acompañar la propuesta de bajar la edad de imputabilidad de los menores. La seguridad, sostiene, es su prioridad.

"El concepto de mano dura lo considero fuera del lenguaje democrático, lo cual no implica no asumir una coherente y consecuente actitud contra la impunidad en cualquiera de las formas –aclaró Domínguez a LA NACION–. El conjunto de la sociedad expresa preocupación por el tema y los dirigentes políticos tenemos la obligación no sólo de tomar nota de este estado de inquietud y alarma, sino de generar respuestas integrales que aumenten sensiblemente el derecho de los ciudadanos a vivir libres de violencia."

En la vereda opuesta, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, representa el peronismo del conurbano provincial: audaz, pragmático, polémico, abierto a los cambios hasta para elegir a un hombre no peronista como compañero de fórmula. Un hombre como Martín Sabbatella –titular de la Afsca–, que se forjó en las antípodas de los barones del conurbano y se ganó el odio de los intendentes de la primera y la tercera sección electoral.

Está a favor de la despenalización de la tenencia y el uso privado de sustancias ilícitas, como la marihuana. Presentó un proyecto de ley que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba