Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 8 de Febrero de 2023, expediente CNT 015013/2012/CA001 - CA002

Fecha de Resolución 8 de Febrero de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA NRO. 15013/2012/CA1-CA2

AUTOS: “ANGLADA, M.C. C/ SUR INVESTMENT ASSET MANAGEMENT

SA Y OTROS S/ DESPIDO"

JUZGADO NRO. 3 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la fecha de registro que figura en el Sistema Lex 100, la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo,

procede a dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. M.C.H. dijo:

  1. La sentencia del 24/09/21 es apelada por la parte actora a tenor del memorial de agravios presentado el 01/10/21, recurso que mereció la réplica de los codemandados DARIO y GREGORIO EPSTEIN, del 06/10/21.

    De su lado, el Dr. Castaño y la perito contadora apelan los honorarios regulados a su favor, por considerarlos reducidos.

  2. La sentenciante de grado rechazó la demanda interpuesta por la señora ANGLADA contra SUR INVESTMENT ASSET MANAGEMENT SA, DARÍO

    EPSTEIN, G.E. y G.N., toda vez que consideró que -

    frente al rechazo y desconocimiento absoluto formulado por todas las codemandadas en la etapa procesal pertinente- incumbía a la actora acreditar la existencia de un vínculo de naturaleza laboral. Sobre tales bases, examinó minuciosamente los elementos de juicio adunados a la causa y concluyó que la demandante no logr ó demostrar sus alegaciones inaugulares.

    Valoró que no se encontraba acreditado que ANGLADA “se hubiera incorporado a una entidad y explotación “ajena”, cumpliendo las directivas de la demandada, bajo su dependencia económica y jurídica y poniendo a su disposición su fuerza de trabajo dependiente a cambio de una remuneración convenida, por lo tanto –

    según mi criterio- no se configuraron las notas características del contrato de trabajo,

    en los términos de los arts. 21 y 22 de la L.C.T., en el lapso de tiempo denunciado en la demanda” (v. sentencia de grado).

  3. La actora cuestiona la decisión adoptada por la señora Jueza de la anterior instancia, pues sostiene que esta última efectuó una incorrecta valoración de los elementos de prueba obrantes en la causa. Resumidamente, destacaré a continuación los desarrollos cardinales traídos por la apelante.

    Fecha de firma: 08/02/2023

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    1

    1. Enfatiza la accionante que -mediante la prueba testifical- quedó

      demostrado que la actora ofreció a potenciales clientes el boletín Research for Traders, elaborado y comercializado por la empresa demandada. Objeta que, pese a ello, la sentenciante no indagó por qué la accionante ofrecería tal producto si no era en el carácter de dependiente de aquélla. Alega que el fallo de grado no tomó en consideración los correos electrónicos acompañados, los que –según afirma-

      concuerdan con estas declaraciones. Manifiesta que, en definitiva, los testigos ofrecidos justificaron las tareas por ella desarrolladas a favor de la accionada.

      Inmediatamente, la recurrente efectúa un examen pormenorizado de la prueba testifical producida en la causa y concluye que la prestación laboral se acreditó

      mediante la corroboración de las tareas cumplidas y la descripción del lugar de trabajo efectuada por los declarantes. Por lo tanto, concluye que el hecho de la prestación personal de servicios en el marco de una organización ajena, genera la presunción en el sub lite de la existencia de un contrato de trabajo (conf. art. 23 LCT).

      Señala que el manuscrito correspondiente a DARÍO EPSTEIN, obrante a fs.45, y reconocido a fs. 919, patentiza las tareas personales ejecutadas a favor de aquél, en el marco de una organización ajena. Plantea, seguidamente, “[l]a actora contactó empresas de primer nivel para hacer demo, las que fallaron por la propia inoperancia de SUR, recibió mails de distintos empleados en negro de SUR y de sus directivos ¿porque los recibiría?, ¿Es lógico que una persona reciba mails de un grupo de empleados en negro de una empresa, si no tiene nada que ver con ella? El fallo no se lo pregunta. Estos mails nada tienen que ver con BOTERO” (v. memorial de agravios).

    2. Cuestiona, asimismo, la valoración de la prueba testifical. Critica el fallo de grado en tanto refiere que esta prueba evidencia que no se efectivizó la venta del producto que ofrecía. Sostiene que los potenciales clientes fueron contactados por su parte mientras desarrollaba tareas para la demandada, pero que las operaciones no pudieron concretarse por exclusiva responsabilidad de la empresa accionada.

    3. Con relación a la prueba pericial informática, refiere que la sentenciante de grado sólo reparó en que no se pudo establecer la autenticidad del contenido de los correos electrónicos remitidos, ello toda vez que estos últimos fueron removidos de su locación original. Empero, señala la recurrente, omitió considerar que el perito identificó los encabezados de los correos electrónicos que habría recibido la actora. Remarca que el experto logró determinar que la actora recibió correos electrónicos de G.N., M.V.H., B., G., D.,

      entre otros.

    4. Se agravia, asimismo, puesto que si bien la sentenciante de grado indicó que el manuscrito agregado a fs. 45 fue reconocido por el codemandado DARIO

      Fecha de firma: 08/02/2023

      Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

      2

      Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

      Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

      SALA I

      EPSTEIN a fs. 919, no se preguntó cómo la actora podía tener en su poder tal documento.

    5. Con respecto al peritaje contable, refiere que la Jueza de la instancia previa omitió valorarlo íntegramente.

    6. Controvierte la decisión de la Magistrada de grado, en tanto no hizo efectivo el apercibimiento dispuesto contra la demandada en razón de no haber presentado la documentación por la que fue oportunamente intimada.

    7. Señala que mediante la testifical de VERGARA HEIGI, quedó

      demostrado que la actora participó en lo que denomina “proyecto B..

    8. Expresa, por último, que quedó definida en la causa la responsabilidad de los socios codemandados.

      Finalmente, reitera agravios relativos a la valoración de la prueba efectuada en grado, a la que califica de irrazonable y solicita la aplicación de la sanción de temeridad y malicia contra los demandados.

  4. Efectuada tal prieta síntesis de los antecedentes de la causa,

    entiendo conveniente efectuar un examen de las alegaciones inaugurales y de los elementos de juicio relevantes, ello a los efectos de dar una adecuada respuesta a las cuestiones planteadas por la actora ante esta Alzada.

    Con carácter previo, estimo adecuado recordar que conforme reiterada y uniforme jurisprudencia del Alto Tribunal, quien juzga no está obligado a seguir y dar tratamiento a todas y cada una de las argumentaciones que se le presentan, ni a examinar la totalidad de las probanzas aportadas a la causa, sino a abordar aquellas cuestiones y analizar los elementos arrimados que resulten relevantes y conducentes para dirimir el conflicto que bastan para dar sustento a un pronunciamiento válido (Fallos 258:304; 262:222; 265:301; 272:225; 278:271; 291:390; 297:140; 301:970).

    Aclarado ello, pongo de relieve que en su pretensión inaugural,

    ANGLADA relató que ingresó a trabajar el 15/05/2011 a favor de la codemandada SUR

    INVESTMENT ASSER MANAGEMENT S.A. como responsable del área de negocios en Latinoamérica de RFT (research for traders), que se desempeñaba en las oficinas de la empresa, desde su casa o en las dependencias de posibles clientes, en una jornada que se extendía de lunes a viernes y que totalizaba 40 horas semanales.

    Manifestó que sus tareas consistían en “el desarrollo comercial dentro del sector Fecha de firma: 08/02/2023

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    3

    corporativo fundamentalmente y en soporte de algunas cuentas de entidades bancarias y financieras de los servicios de información económico-financieros que la empresa provee a través de internet en la web www.reserchfortraders.com.ar, como también servicios de consultorías en Argentina” (v. fs.12). Especificó que el salario pactado ascendió a la suma de U$S 5000, equivalente, en esa época, a la suma de $

    20.000 precio vendedor BNA, más comisiones y gastos.

    Sostuvo que su remuneración era abonada en forma fraccionada e incompleta, y que la relación laboral nunca fue registrada. Expresó que las tareas cumplidas a favor de los codemandados se encontraban descriptas en la sucesión de mails identificados como documentos N°1 a 190, los que fueron acompañados en copia simple a fs. 57/92 vta.

    Describió que ante sus insistentes reclamos, efectuados a los fines de que se registrara el vínculo laboral, los codemandados dejaron de contestar sus llamados y correos electrónicos, y de requerir su participación en las reuniones,

    circunstancias que afectaron su salud psíquica. En este orden, el 20/09/2011 intimó a todos los demandados a los efectos de que abonaran las diferencias de salarios correspondientes a los meses de mayo, junio, julio, agosto y SAC del primer semestre del 2011, a la par de que se regularizara el vínculo subordinado conforme a la real fecha de ingreso (15/05/2011) y a la verdadera remuneración de $ 20.000. Refirió,

    seguidamente, que ante el silencio guardado por su empleadora, el 01/10/2011 se consideró despedida, de tal modo que exigió el pago de las indemnizaciones y multas que reclamó (v. escrito de inicio, fs. 9/22).

    1. De su lado, al contestar la demanda, SUR INVESTMENT ASSET

      MANAGEMENT SA, luego de formular las negativas de rigor, negó la existencia de vinculación laboral con la actora. Desconoció la documental aportada y sostuvo que la actora era conocida del codemandado D.E. y que a principios de 2011

      se presentó con MARIANO VERGARA HEGUI a los efectos de proponerle...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR