Angelina Jolie se hizo extirpar los ovarios para prevenir el cáncer

 
EXTRACTO GRATUITO

Dos años después de haberse sometido a una doble mastectomía radical para evitar el cáncer de mama, Angelina Jolie anunció ayer, nuevamente a través de una carta publicada en The New York Times, que

"Escribí acerca de mi elección de someterme a una doble mastectomía preventiva –afirma Jolie en un texto muy fundamentado–. Un sencillo análisis de sangre había revelado que soy portadora de una mutación del gen BCRA 1. Me asignaba 87% de riesgo de cáncer de mama y 50% de riesgo de cáncer de ovarios. Perdí a mi madre, mi abuela y mi tía por el cáncer. Quería que otras mujeres en riesgo conocieran las opciones de las que disponen. Prometí un seguimiento con cualquier información que pudiera ser útil, incluida mi próxima cirugía preventiva, la remoción de mis ovarios y trompas de Falopio."

Cumplió. En su nueva carta, la actriz y directora de cine cuenta cómo venía dilatando la decisión de la segunda cirugía, tal vez porque, a pesar de que es más sencilla que la anterior, "sus efectos son más severos [que los de la mastectomía] y pone a la mujer en una menopausia forzada". Hace dos semanas, su médico le informó que habían encontrado marcadores de inflamación algo elevados en un reciente análisis de sangre. Eso aceleró los acontecimientos.

Como para miles de otras mujeres que pasan por situaciones similares, para Jolie las noticias fueron un balde de agua fría. "Me dije que tenía que mantenerme tranquila y ser fuerte, y que no había razón para pensar que no viviría para ver crecer a mis hijos y conocer a mis nietos", escribe.

Se hizo una batería de exámenes y los resultados fueron negativos, pero sus médicos le dijeron que existía la posibilidad de que tuviera un tumor indetectable. "Para mi alivio, aún tenía la opción de remover mis ovarios y trompas de Falopio, y elegí hacerlo", cuenta.

Aunque la decisión que tomó Angelina es una estrategia bastante común en la Argentina, donde el test genético que la alertó sobre su riesgo está disponible, no es una receta universal. La mayoría de las veces, el cáncer se presenta por múltiples factores, dentro de los cuales la genética es sólo uno. Hay casos, sin embargo, en que es el prioritario.

La mutación de los genes BCRA 1 y 2 es un cuadro muy poco frecuente -explica María Viniegra, médica oncóloga y coordinadora técnica del Instituto Nacional del Cáncer ()-. Apenas el 0,2 por mil de las mujeres son portadoras. Es una condición rara y afecta a alrededor del 5% de todas las pacientes con cáncer de mama.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA