Un ángel de la canción

 
EXTRACTO GRATUITO

Para no olvidarla o para recordarla, para volver a escucharla y sentirla cerca (también para que el negocio de la música siga funcionando con el tan rentable material de las estrellas que ya no están), acaba de salir una selección de temas cantados por Mercedes Sosa en conciertos que dio entre 1992 y 1996. La particularidad de esta producción llamada Ángel es que ninguna de sus canciones fue publicada en los discos oficiales de "La Negra". Otro dato llamativo es que en esas trece canciones el porcentaje folklórico no es mayoritario. Se escucha, más bien, a la Mercedes de una etapa que tendía a lo universal. Y el dato no es menor, porque ha quedado bien reflejado en el CD. Su hijo Fabián, que por cuestiones generacionales durante las últimas décadas la acercó a la obra de otros músicos, encontró estas grabaciones e hizo una muy buena selección. Luego, Fer Isella se encargó de que todo esto que provenía de diferentes conciertos sonara de manera homogénea. (Habría sido bueno, para los más fanáticos, una información completa en la lámina interna del CD, con las fechas y los lugares exactos de las grabaciones; probablemente, si los productores no la incluyeron habrá sido porque no la tenían.)

Si a Mercedes Sosa se la conoció como La voz del folklore argentino fue porque la música criolla es lo que mejor cantó. Por eso es que, al llegar a la mitad del recorrido de este disco, la versión de la "Zamba del carnaval" pone la piel de gallina. Es lo mejor de un álbum que ha quedado equilibrado a pesar de que las músicas son tan diferentes. Quizás el contenido social de muchas de ellas haya sido un valioso hilo conductor que para alternarse con la canción de amor. "Pobre patria" (pieza de Franco Batiatto, que no sorprende por su poesía sino por el tono denunciante de sus palabras), joyitas de Amaury Pérez ("Con tantos palos que te dio la vida"), de Víctor...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA