Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 2 de Julio de 2020, expediente CIV 037138/2017/CA001

Fecha de Resolución 2 de Julio de 2020
EmisorCamara Civil - Sala D

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D

ANDREANI, M.F.c.B., G.A. y otro s/ daños y perjuicios

(N°37.138/2.017)

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de julio de dos mil veinte reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil, S. “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “ANDREANI, M.F.c.B.,

G.A. y otro s/ daños y perjuicios”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores: V.F.L.P.B..-

El Dr. V.F.L. dijo:

I - Por sentencia obrante a fojas 423/440 se admitió

parcialmente la demanda interpuesta y se condenó a G.A.B. a abonar al actor la suma de $516.014, con intereses y costas.

La condena se hizo extensiva a la citada en garantía Caja de Seguros S.A. Por último, se regularon los honorarios de los profesionales intervinientes.

Apelaron las partes.

El accionante fundó sus censuras a fojas 671/677. En primer lugar se queja de que el sentenciante al meritar el daño psicofísico no haya considerado la secuela estética detallada en la pericia y de que entendiera que la minusvalía psíquica era de carácter transitorio.

Asimismo, se agravia -por considerarlas reducidas- de las sumas Fecha de firma: 02/07/2020

Alta en sistema: 06/07/2020

Firmado por: M.L.A., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: P.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

concedidas en las diversas partidas indemnizatorias y de que se rechazara el rubro desvalorización del rodado. Para finalizar se alza contra la tasa de interés estipulada en la sentencia y –con cita de fallos de la S. H del Tribunal- solicita se manden liquidar al doble de la tasa activa.

A fojas 661/669 expresaron agravios la demandada y la citada en garantía. Cuestionan lo resuelto en la sentencia y peticionan el rechazo de la demanda, por entender que la demandada contaba con prioridad de paso por arribar desde la derecha y que no surge de la causa penal que a la fecha del siniestro se encontrara en dicha intersección el cartel ceda el paso que el perito informó en su dictamen. Posteriormente, controvierten la procedencia y cuantía de las indemnizaciones reconocidas en la sentencia y la tasa de interés allí fijada.

Corridos los respectivos traslados, fueron contestados de manera digital por los accionados el día 18-3-20 y por la actora el día 8-6-20.

II – Responsabilidad En cuanto al encuadre jurídico, diré que coincido con el sentenciante en cuanto a la normativa aplicable para decidir el caso,

siendo de aplicación en la especie lo dispuesto por el artículo 1769 del Código Civil y Comercial de la Nación, que remite a los artículos referidos a la responsabilidad derivada de la intervención de cosas en los casos de daños causados por la circulación de vehículos.

Por su parte, los artículos 1757, sgtes. y ccds. del CCyC, que regulan los daños causados por el riesgo o vicio de las cosas,

establecen una responsabilidad de carácter objetivo.

En consecuencia, tal como acontecía en el Código Civil derogado (artículo 1113, segundo párrafo, segunda parte), al accionante le basta acreditar la ocurrencia del hecho dañoso y su Fecha de firma: 02/07/2020

Alta en sistema: 06/07/2020

Firmado por: M.L.A., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: P.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D

relación causal con los daños denunciados, estando en cabeza del requerido la acreditación de alguna de las causales de exoneración previstas. A saber, fuerza mayor (art. 1730), el hecho del damnificado (art. 1729) o de un tercero por quien no deba responder (art. 1731).

De lo expuesto por las partes surge que el acaecimiento del hecho dañoso no se encuentra controvertido, pero sí el modo en que ocurriera y la responsabilidad emergente. El actor en el escrito de inicio sostuvo que el día 16 de octubre de 2016, alrededor de las 22:30

hs, conducía su motocicleta por la Avenida C.L. de esta Ciudad, cuando al estar atravesando la calle M. resultó embestido en el lateral trasero derecho de su motocicleta. Por su parte, la demandada argumentó que en el día y horario señalado por el actor circulaba a bordo de su vehículo por la calle M. y que al encontrarse cruzando la intersección con C.L. fue embestida en el lateral delantero izquierdo de su rodado por la motocicleta del accionante.

Sobre este marco de situación , el magistrado de grado entendió

que en base a la localización de los daños en los rodados y la zona de impacto que detalló el perito en su informe, sumado a la existencia de un cartel que reza “ceda el paso” sobre la calle M. antes de la intersección con C.L., desvirtúan la prioridad de paso invocada por la demandada, por lo que consideró que al no haber acreditado mediante prueba idónea alguna de las eximentes de responsabilidad, correspondía acoger la demanda instaurada.

Ahora bien, como señaló el primer juzgador, la defensa esgrimida sobre la ausencia del cartel “ceda el paso” a la época del hecho dañoso no puede prosperar a poco que se repare que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a fojas 211 informó que al mes de octubre de 2016 se pudo verificar la existencia de una señal del tipo R28 “ceda el paso” en la calle M. previo a la intersección con C.L..

Fecha de firma: 02/07/2020

Alta en sistema: 06/07/2020

Firmado por: M.L.A., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: P.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Por otro lado, el perito mecánico nominado en autos informó

que la motocicleta sufrió el impacto sobre la zona trasera de su lateral derecho (v. fs. 254), y consideró que el automóvil Volkswagen Gol de la demandada asumió el carácter de embistente mecánico, mientras que la motocicleta B.R. del actor el de embestida (v. fs. 262);

lo que desvirtúa por completo la versión brindada en la contestación de demanda.

Creo que no hace falta agregar más para confirmar la sólida sentencia de grado. El artículo 41 de la Ley 24.449 en su inciso a)

establece que la prioridad del que viene por la derecha se pierde ante la señalización específica en contrario; por lo que el cartel “ceda el paso” localizado sobre la calle por la que circulaba la demandada antes de la intersección que se disponía a atravesar hace perder la prioridad de paso con la que pudiera contar por arribar desde la derecha. Asimismo, la condición de embestidor de la demandada informada por el experto desvirtúa la defensa ensayada en torno a que resultó embestida en su lateral delantero izquierdo mientras efectuaba el cruce.

En consecuencia, toda vez que el siniestro se encuentra reconocido por los accionados, en base a la inversión del “onus probandi” que establece la norma antes citada, eran las aquí apelantes quienes debían probar la eximente alegada (hecho de la víctima), lo que no aconteció en autos, por lo que corresponde confirmar la condena.

III –Incapacidad sobreviniente El “a-quo” consideró solamente la incapacidad física y concedió por esta partida la suma de $300.000. Respecto a la faz psíquica entendió que no correspondía considerarla para la cuantificación de este rubro por cuanto -de acuerdo a lo señalado por la experta- con la realización de un tratamiento psicoterapéutico Fecha de firma: 02/07/2020

Alta en sistema: 06/07/2020

Firmado por: M.L.A., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: P.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA D

adecuado las formas de presentación del cuadro que presenta el actor son reversibles. A su vez, con relación a las cicatrices que el perito informó que posee el actor en sus rodillas consideró que por no repercutir en sus posibilidades económicas no concernía justipreciarlas aquí y debían ser evaluadas junto con el daño moral.

Ahora bien, cabe señalar que la indemnización por incapacidad sobreviniente debe valorar la disminución de aptitudes o facultades,

aunque no se traduzca en una disminución de ingresos, ya que aún la limitación para realizar en plenitud actividades domésticas o una actividad de relación social o familiar constituye un daño indemnizable por importar una lesión patrimonial indirecta.

A su vez, recordemos que el daño psíquico configura un detrimento a la integridad personal, por lo que para que sea indemnizado independientemente del moral, debe producirse como consecuencia del siniestro objeto de autos y por causas que no sean preexistentes. Esto se da en una persona que presente luego de producido el hecho, una disfunción, un disturbio de carácter psíquico,

objetivado en pruebas de la especialidad.

Dicho detrimento es aquél observable sintomáticamente; como tal, afecta la actuación del sujeto en su esfera de relación en general.

Es un daño económico, una lesión indirecta a la economía de la persona; pero, para que resulte resarcible, es necesario probar esa afectación a la economía personal y debe subsistir para entrar en la categoría jurídica de reparable.

También es conocido que los porcentuales de discapacidad no tienen tanta relevancia como cuando se trata de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR