Analizan eliminar por decreto el impuesto interno a los autos 0 km

RESUMEN

Fuentes oficiales afirmaron que no se descarta esa posibilidad para los vehículos nuevos de gama media; sería para que no se frenen las ventas por la expectativa de futuras bajas de precios cuando salga la reforma impositiva

 
EXTRACTO GRATUITO

El experimento de la eliminación de aranceles en las notebooks y tablets es el más citado en estas horas en la industria automotriz. La historia cercana cuenta que el Gobierno anunció la quita de esos impuestos a la importación en noviembre pasado, pero para aplicarla en marzo de este año. En ese lapso, las ventas cayeron por la expectativa creada por el mismo oficialismo de que esos productos costarían menos.

La semana pasada, el Gobierno presentó la reforma tributaria. En ese proyecto especificó, entre otras cosas, que eliminaría el impuesto interno a los autos de gama media. En el sector creen que las ventas de autos 0 km, entre los que hay muchos nacionales, podrían paralizarse hasta que efectivamente se apruebe la reforma. Como con las laptops y tablets, el oficialismo creó la ilusión de que el precio de los autos podría bajar. Las ventas de vehículos son uno de los principales "brotes verdes" de una economía que consolida su recuperación a pesar de que muchos de esos autos son brasileños.

La novedad es que en el Gobierno analizan seriamente la posibilidad de que este impuesto desaparezca por decreto. Esta opción existe porque su prórroga, en julio pasado, vence el 31 de diciembre. En esa fecha el ministro de Producción, , tendrá que decidir qué hacer. No obstante, en el sector estiman que para no pinchar las buenas perspectivas de la industria -las ventas de este año serían las mejores en la historia luego de 2013- podría hacerse de inmediato y no esperar a fin de año.

Fuentes del Gobierno afirmaron a LA NACION que es una de las posibilidades que se analizan, aunque aún no hay nada confirmado. En el Ministerio de Hacienda estimaron que no puede descartarse esa opción, pero sentenciaron que hoy por hoy, con tantos sectores en la discusión por las subas de las alícuotas, no es la prioridad.

Actualmente, el impuesto interno a los autos grava con un 10% (la tasa efectiva es de 11,1%) los autos de $ 380.000 o más, y con un 20% (25% efectiva) para los vehículos de más de $ 800.000. El impuesto interno no afecta la exportación y se cobra en terreno comercial (se suma al precio con los gastos y rentabilidad de las concesionarias). Hoy lo pagan algunas versiones de los modelos SW4 (Toyota), Vito (Mercedes), HR-V (Honda), Focus III (Ford), Fluence (Renault), C4Lounge (Citröen), 308 (Peugeot) y el Cruze II (Chevrolet). Su quita podría traer algunas alzas de precios en estas versiones, ya que estaban "topeadas" para evitar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS