Analizan cada paso del sospechoso para dar con la odontóloga desaparecida

A doce días de la desaparición de no se encontró ninguna imagen de la odontóloga en las cámaras de seguridad de tres municipios revisadas por los investigadores. Nadie vio a la mujer fuera de su casa de la calle 127, del barrio Argüello, en , después del 15 de enero pasado, a la noche.En cambio, el novio de la odontóloga no modificó su rutina. Los policías que buscan a la mujer, de 47 años, hallaron varias grabaciones que registraron el paso de la camioneta de Abel Casimiro Campos, pero no apareció ningún rastro de la mujer. Después de la noche que su novia desapareció, el sospechoso siguió su actividad normal, para tratar de no levantar sospechas.El 16 y 17 de enero concurrió a su trabajo en una de las sedes de IOMA, en La Plata, donde cumplía funciones en el área de atención a los veteranos de Malvinas.Hasta hace una semana, , la vida de Campos se repartía entre La Plata y Lobería. De lunes a jueves trabajaba en IOMA, esto le permitía mantener su relación con Solís. Los jueves a la noche abordaba un ómnibus de larga distancia hasta Lobería, donde pasaba el fin de semana con su esposa e hijos. Pero esa doble vida que tenía armada se terminaría en marzo, con su jubilación. Al no tener la obligación de concurrir a trabajar en IOMA, Campos no podría justificar sus viajes a La Plata.Ante esta situación, en diciembre pasado, Solís le planteó a Campos que eligiera entre vivir con ella o seguir con su esposa, en Lobería.Campos fue la última persona que vio con vida a la odontóloga. Le mintió a la policía que lo citó para que declarase en la causa por averiguación de paradero que inició la familia de Solís.Los rastrillajes realizados en arroyos de La Plata para tratar de encontrar a la mujer no dieron resultados. Se sabe que Solís llegó a su casa el 15 de enero entre las 19.30 y las 20.30, después de atender en un centro de odontología de Boedo. También se estableció que esa noche, a las 22.45 se comunicó con Roberto, un amigo que trabaja como mecánico dental. Fue la última actividad registrada con el celular de la odontóloga, de nacionalidad peruana.La empresa de telefonía indicó que el celular de Solís se activó en las antenas de 127 entre 57 y 58, en Berisso, entre las 19:30 y las 20:30, del 15 de enero. Solís y Campos hablaron por teléfono...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba