Evolución del amparo en el derecho argentino

Autor:Luis R. Carranza Torres
Cargo del Autor:Abogado (U.N.C.). Doctorando en Ciencias Jurídicas (U.C.A.).
Páginas:17-18
 
EXTRACTO GRATUITO
PRÁCTICA DEL AMPARO 17
4 Vgr., “Benedicta Dora Flores s/ inscripción en padrón electoral-1930”.
2. EVOLUCIÓN DEL AMPARO EN EL DERECHO ARGENTINO
Podemos distinguir cuatro momentos en este tema: a) El de
desconocimiento, hasta 1957. En tal período, la Corte Suprema
había sentado posición a través de sus fallos en el sentido de no
admitir acciones que no estuvieran reguladas legalmente. Sin
olvidar su función de ser la última esfera de protección de los de-
rechos constitucionales, tal protección debía ser requerida en
forma excluyente a través de las acciones o recursos instituidos
por la ley4; b) El judicial o pretoriano, de 1957 a 1966. En el caso
“Siri” la Corte realiza un cambio copernicano en materia de
protección de derechos. Frente al hecho de la clausura del dia-
rio “Mercedes” por autoridad policial, que no adujo motivo alguno
para realizar tal medida, recepta el principio de que las garan-
tías individuales consagradas constitucionalmente (en este
caso, la libertad de imprenta y de trabajo) existen y protegen a
los individuos en forma independiente de la existencia de leyes
reglamentarias. Un año después, en el caso “Kot” se plantea un
caso de amparo contra particulares, concretamente un grupo de
obreros que ocupaban el establecimiento fabril de la parte
actora. Se fundaba el accionante invocando la libertad de traba-
jo, de propiedad y de libre actividad. La Corte Suprema no en-
contró motivos para circunscribir la protección de derechos
constitucionales tan sólo contra actos de autoridad, extendiendo
de esta forma la materia del amparo también a las agresiones en
los derechos constitucionales provenientes de sujetos no esta-
tales; c) El legislativo, de 1966 a 1994. En esta etapa se sanciona
la ley nacional 16.896, que reglamenta a la acción de amparo, en
medio de críticas cruzadas de la doctrina sobre si este instituto
debía ser o no objeto de tal regulación. La ley de amparo es con-
cebida con un criterio restrictivo para el uso de la acción, en el
temor de que paralice la actividad estatal o lleve al desconoci-
miento de la autoridad pública. El amparo contra actos de par-
ticulares fue incluido en el Código Procesal Civil y Comercial de
la Nación, y en posteriores ordenamientos se fueron introdu-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA