Los amigos secretos de Su Señoría

 
EXTRACTO GRATUITO

César Melazo se convirtió en un caso excepcional en la historia criminal bonaerense. Si la Justicia de Garantías acepta el pedido efectuado en las últimas horas por el Ministerio Público, Melazo sería el primer magistrado provincial en ser sometido a juicio oral como presunto jefe de una banda que, supuestamente, se dedicaba a cometer entraderas, a robar automóviles para reducirlos y a la comercialización de estupefacientes. Ningún otro magistrado bonaerense fue juzgado por esos delitos. Eugenio Alsina, excamarista de Lomas de Zamora, acusado de integrar una banda de "sacapresos" que cobraban dinero para favorecer la situación procesal de delincuentes, fue destituido por un jurado de enjuiciamiento, pero nunca fue juzgado.El exjuez de Garantías de Olavarría, Antonio Saladino, fue juzgado y luego sobreseído en una causa por la supuesta coima de $10.000 que habría recibido del abogado Marcos Alonso, asesinado en enero de 2010, en esa ciudad.Existen, en cambio, antecedentes en la Justicia Federal y nacional de magistrados sometidos a procesos o juzgados como integrantes o jefes de asociaciones ilícitas. El juez en lo Civil Alberto Nicosia; el juez federal porteño Carlos Branca; el juez federal de Dolores, Hernán Bernasconi; el juez federal de Orán, en Salta, Oscar Reynoso, forman parte del listado de magistrados acusados de formar parte de organizaciones criminales. En el caso de Branca, la Cámara de Casación revocó el sobreseimiento y dispuso que se realice un nuevo juicio."La banda del juez", tal como se conoció a la organización, que según la fiscal Betina Lacki comandaba Melazo, todavía tiene secretos. Esos misterios están relacionados con la sospecha de que la banda habría participado en más asaltos contra personajes de la política provincial a los que les robaron dinero que no tendrían fiscalmente declarado.En uno de los hechos que figuran en la requisitoria para que el exjuez de La Plata sea sometido a juicio oral, algunos integrantes de la banda le habían robado una suma millonaria en pesos a un contador vinculado a políticos provinciales que tenía su estudio en el centro de la capital provincial. Según una testigo, esos robos se concretaron en 2013 y 2014.En su declaración, la mujer mencionó a imputados que integraban el nivel más bajo de la banda, eran la mano de obra. La testigo explicó que "los objetivos que preferían Javier Ronco, Juan Farías, Ángel Yalet, alias Pipi y Teté Arévalo, estaban vinculados a personas que no podía...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA