AMIA: confirman el pedido de prisión para Cristina

 
EXTRACTO GRATUITO

La Cámara Federal de , acusada de tratar de exculpar a los sospechosos iraníes del ataque a la AMIA a cambio de restablecer relaciones con Irán, pero morigeró la calificación del delito que debe enfrentar: de traición a la patria pasó a encubrimiento.

Los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah confirmaron las detenciones, incluida la del canciller , a quien el juez le impuso prisión domiciliaria. Y ratificaron los procesamientos con prisión preventiva del ex secretario legal y técnico Carlos Zannini y de los piqueteros Luis D'Elía y Fernando Esteche.

Todos habían sido procesados por Bonadio por l antes de morir. Están acusados de orquestar un plan criminal para levantar los pedidos de captura internacional que rigen contra ex funcionarios iraníes acusados de planificar el ataque a la AMIA.

Nisman; los fiscales Gerardo Pollicita y Eduardo Taiano, que investigaron luego el caso, y Bonadio, que dictó los procesamientos, entendieron que el plan fue realizado a partir de la firma, en 2012, de un acuerdo secreto con Irán para que un comité de expertos revisara las pruebas contra los acusados, a la vez que se comunicaba a Interpol que estaba en vigor este pacto que permitiría levantar los pedidos de captura.

Los delitos por los que quedaron procesados son abuso de autoridad y encubrimiento agravado. Los jueces dijeron que no puede aplicarse el delito de traición a la patria porque "requiere una situación de guerra". Y señalaron que aun si se entendiera comprendido el atentado a la AMIA en el concepto de "agresión", la respuesta de los poderes políticos argentinos "no fue bélica". No obstante, aclararon que la calificación es provisoria durante la instrucción y que el tema puede volver a ser discutido en el juicio oral.

La diferencia con el delito de traición a la patria es la escala penal, que en aquel caso va de 10 a 25 años de prisión y en este llega a los 12 años.

Los camaristas confirmaron las prisiones preventivas al sostener que existen riesgos procesales por la gravedad de los cargos, consumados por una ex presidenta y su ministro para ayudar a prófugos de un delito de lesa humanidad. Dijeron que "se usó cualquier medio para evitar dejar rastros del delito". Dijeron que hubo comunicaciones posteriores a la denuncia de Nisman para reunirse con Zannini u Oscar Parrilli para coordinar una versión de los hechos y señalaron como sospechoso un incendio ocurrido en la Casa Rosada que hizo perder un registro de 130.000 visitas.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA