Genocidio Americano, Racismo y Liberación. O lo que Agamben no vió antes de Auschwitz

Autor:Héctor Hugo Boleso
RESUMEN

El genocidio americano –constituyente- ocupó un lugar fundacional para la historia y el pensamiento de Occidente. El origen del fundamento racista lo encontramos en la postura de Ginés de Sepúlveda, en el debate con Las Casas, ante la Junta de Valladolid. Durante la conquista de América, el ordenamiento jurídico vigente colocó a los conquistados como no sujetos de derecho. El racismo, la discriminación del otro, en sus muy variadas formas, es un elemento constitutivo de la historia del poder colonial europeo. Los campos de concentración son un espacio político en el que todavía vivimos. Nacen del estado de excepción. La categoría jurídica de “vida desnuda” del homo... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

El racismo es un rasgo empíricamente casi universal de las sociedades humanas…El combate contra el racismo es siempre esencial (Castoriadis, Cornelius: Reflexiones en torno al racismo)

Genocidio constituyente y racismo

En Verdad, Violencia y Prácticas Sociales de Exterminio en América Latina 1., describimos las prácticas sociales genocidas y de exterminio aplicadas en América Latina y el Caribe, desde la segunda mitad del Siglo XX –aproximadamente-. Demostramos como, con aquellas se implementó un dispositivo desaparecedor y de exterminio, destinado a destruir y reorganizar las relaciones sociales. El marco ideológico de tales prácticas, fue –en muchos casos- la Doctrina de la Seguridad Nacional. Así, el Terrorismo de Estado, tuvo como objetivo la destrucción de un tipo de relaciones sociales, generando otros modos de articulación entre los miembros de la sociedad.

Quedó expuesta de forma clara, la utilización del terror como mecanismo de control social, y la matanza como técnica de reorganización de las relaciones sociales.

Ahora, veamos el lugar fundacional que para la historia y el pensamiento de Occidente tuvo el genocidio americano –y más tarde, de todo el mundo no europeo bajo el colonialismo-. Lo que provocó la autoconstitución etnocéntrica y racista de la imagen civilizatoria que Europa quería ver y proyectar.

Recordamos las palabras de Reyes Mate: “Genocidios ha habido muchos antes de Auschwitz” 2.

El genocidio americano, fue calificado como genocidio de conquista por Bárbara Harff, en su tipología, porque fue ejecutado bajo las lógicas de la colonización en el momento de la expansión colonial europea, y se caracterizó por el aniquilamiento de los pueblos originarios por los nuevos Estados nación en los continentes colonizados. Feierstein lo denomina genocidio constituyente 3.

Situemos nuestras reflexiones. El año 1997, fue declarado: “Año Europeo contra el racismo”. Durante el III Coloquio Internacional organizado por el Instituto Vasco de Criminología, San Sebastián (España), al buscar los pretendidos fundamentos del racismo, Messuti citó a Agamben, quién halló en una obra de 1920 titulada “La autorización de la aniquilación de la vida indigna de ser vivida”, de Karl Binding y Alfred Hoche, el concepto de vida que no merece ser vivida. Y, por consiguiente, surgió el concepto correspondiente de vida que merece ser vivida. La importancia que Agamben atribuye a ambos conceptos se debe a que los considera la primera articulación jurídica de la estructura biopolítica fundamental de la época moderna: la decisión sobre el valor y el disvalor de la vida 4.

Esta nueva categoría jurídica de vida sin valor corresponde, según Agamben, a la “vida desnuda” del homo sacer. Y le permite trazar un paralelo entre la nuda vita del homo sacer y la vida de los detenidos en los campos de concentración nazis.

Para el profesor romano, interesa considerar la específica estructura jurídico-política en la cual se produjeron aquellos hechos. Y no es casual, pensamos nosotros, que las primeras apariciones de los campos, se identifiquen con los "campos de concentración" creados por los españoles en Cuba en 1896 para reprimir las insurrecciones de la población de la colonia, o con los concentration camps en los cuales los ingleses, a principios de siglo, hacinaron a los boers; en ambos casos, se trata de la extensión a una población civil entera de un estado de excepción ligado a una guerra colonial. Los campos nacen, así, no del derecho ordinario sino del estado de excepción y de la ley marcial 5.

Entonces, la distinción que hicieron las Naciones–Estados entre una vida auténtica y una vida desnuda, desprovista de todo valor político, es el contexto que permite comprender el racismo y la eugenesia nazis 6.

Estos conceptos, vida desnuda, vida sin valor, colonialismo, estado de excepción, racismo, son aplicables al genocidio americano.

Genocidio americano e idea de raza

Desde el punto de vista del genocidio americano, la idea de "raza" nace con "América" y originalmente se refiere, presumiblemente, a las diferencias fenotípicas entre "indios" y conquistadores, principalmente "castellanos".

Esto hizo pensar a Quijano que: “La idea de raza es, el más eficaz instrumento de dominación social inventado en los últimos 500 años. Producida en el mero comienzo de la formación de América y del capitalismo, en el tránsito del siglo XV al XVI, en las centurias siguientes fue impuesta sobre toda la población del planeta como parte de la dominación colonial de Europa. Sobre ella se fundó el eurocentramiento del poder mundial capitalista y la consiguiente distribución mundial del trabajo y del intercambio. De ese modo, la raza, una manera y un resultado de la dominación colonial moderna, invadió todos los ámbitos del poder mundial capitalista. En otros términos, la colonialidad se constituyó en la piedra fundacional del patrón de poder mundial capitalista, colonial/moderno y eurocentrado 7.

Por ello, desde nuestra perspectiva latinoamericana, el origen del fundamento racista, puede hallarse en un texto de Las Casas 8. o en la célebre polémica entre éste y Ginés de Sepúlveda.

Dice Wallerstein que, Bartolomé de Las Casas asumió hace casi 500 años la defensa del derecho de los pueblos indígenas a su dignidad y a su tierra. Recuerda que, al emperador lo sedujeron en principio los argumentos de Las Casas y lo nombró Protector de los Indios. Más tarde tuvo dudas y en 1550 convocó en Valladolid una Junta de jueces para presenciar un debate entre Las Casas y Juan Ginés de Sepúlveda.

Éste, dió cuatro argumentos para justificar el trato que se infligía a los indios: Eran bárbaros y por tanto su condición natural era la de sumisión ante los pueblos más civilizados. Eran idólatras y practicaban los sacrificios humanos, lo que justificaba la intervención para evitar crímenes contra la ley natural, para salvar vidas inocentes y para facilitar la evangelización cristiana 9.

Lo interesante de la gran controversia que tuvo lugar ante la Junta de Valladolid es que nadie está realmente seguro de lo que la Junta decidió 10. Lo que sí sabemos, es el trato que se dió –desde siempre- a los naturales de América por los conquistadores.

Para justificar la sujección de los colonizados y hasta la eliminabilidad de la vida humana, había que despojar a ésta de todo valor. Ese despojo era consecuencia de una decisión política, expresión de una filosofía que establecía la distinción entre la vida con valor de los creyentes y civilizados, y la vida sin valor, de los bárbaros e idólatras. Con el fin de poder configurar determinada imagen del hombre: del hombre que deseaba crear y del hombre que deseaba destruir.

El ordenamiento jurídico vigente, colocó a los conquistados como no sujetos de derecho. Aquél, se atribuyó la posibilidad exclusiva de crear sus propios sujetos o de despojarlos de esta condición.

Lo que demuestra que existen instituciones jurídicas creadoras de no sujetos de derecho. Es decir, que el mismo ordenamiento expulsa de su ámbito a determinados individuos o les impide la entrada.

El hecho es que, ya desde el comienzo mismo de América, los futuros europeos asociaron el trabajo no pagado o no-asalariado con las razas dominadas, porque eran razas inferiores. El genocidio de los indios en las primeras décadas de la colonización no fue causado principalmente por la violencia de la conquista, ni por las enfermedades que los conquistadores portaban, sino porque tales indios fueron usados como mano de obra desechable, forzados a trabajar hasta morir.

La clasificación racial de la población y la temprana asociación de las nuevas identidades raciales de los colonizados con las formas de control no pagado, no asalariado, del trabajo, desarrolló entre los europeos o blancos la específica percepción de que el trabajo pagado era privilegio de los blancos. La inferioridad racial de los colonizados implicaba que no eran dignos del pago de salario. Estaban naturalmente obligados a trabajar en beneficio de sus amos 11.

Las reflexiones de Agamben –hechas desde y para Europa-, que nosotros aplicamos al genocidio americano, sirven para denunciar la existencia de procedimientos jurídicos y dispositivos políticos que permitieron que seres humanos hayan sido privados tan absolutamente de su “humanidad” y por ende, de sus derechos y prerrogativas. Hasta un punto tal que la perpetración con respecto a ellos de cualquier acto no se considerase delito. Ello explica que la humanidad de la que fueron privados esos seres, colocándolos fuera del derecho, fue resultado de la aplicación misma del derecho.

Zaffaroni entiende que: el ejercicio del poder planetario, necesitó siempre cierta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA