La telefonía móvil, ante otra amenaza intervencionista

 
EXTRACTO GRATUITO

Se han conocido nuevos proyectos parlamentarios tendientes a declarar la telefonía móvil como servicio público se intentará acentuar las regulaciones y controles que ya se aplican sobre la actividad. Tal iniciativa, en la que coinciden tanto los senadores radicales Gerardo Morales y Eugenio Artaza como los diputados del Frente para la Victoria Adriana Puiggrós y Herman Avoscan, debería ser motivo de un muy serio análisis. Más allá de que no existe un único concepto sobre las implicancias de la definición como servicio público, la telefonía móvil se halla en la actualidad fuertemente regulada y controlada, a excepción del precio del servicio, que las empresas prestadoras pueden establecer libremente, como sucede habitualmente en todo el mundo en sectores que se desenvuelven en competencia.La calificación como servicio público, entonces, sólo tendría como efecto que las tarifas pasasen a ser reguladas por el Estado.En los citados proyectos legislativos, se propicia la constitución de entes reguladores con amplias atribuciones de control y autorización previa. la aprobación de estos entes y ser sometidos a audiencias públicas antes de su aplicación. Se establecería como criterio que las tarifas cubran los costos con una adecuada rentabilidad, lo cual implicaría necesariamente que el ente regulador controle esos costos. No se prevé en las iniciativas ajustes automáticos de tarifas en correspondencia con la inflación ni con la devaluación de la moneda.El decreto 764/2000, del gobierno de Fernando de la Rúa, estableció reglas para el sistema de telecomunicaciones, incluyendo la telefonía móvil. Este marco legal, aún vigente, tuvo la virtud de avanzar en regulaciones tarifarias sólo cuando no se dieran condiciones de competencia. Se consideraba que ésta quedaba demostrada por la existencia de otro prestador en el mismo mercado que superase el 20% de la facturación del conjunto. Este requisito se ha cumplido. En los 13 años de vigencia de este decreto las tarifas de telefonía celular se fijaron libremente, pero aun así han bajado en términos reales.Según un relevamiento realizado por la firma Signal Consulting sobre 32 operadores móviles en América latina, la Argentina tiene la menor tarifa incluyendo Internet. Es del 51% de la media regional. En nuestro país la cantidad de líneas ya ha superado holgadamente el número de habitantes, exponiendo así la más alta cobertura.Según el citado decreto, la telefonía móvil no está declarada como servicio público. No era...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA