Con la amenaza del descenso, Argentinos se derrumba

Argentinos Juniors se relame sus heridas. La derrota en la Paternal frente a Belgrano, de Córdoba, dejó secuelas inmediatas: Ariel Garcé, Aníbal Matellán y Diego Placente no jugarán más. El presidente, Luis Segura, renunció por la mañana a su cargo en la AFA (ocupa la vicepresidencia 1ra del comité ejecutivo, que por la noche, en la habitual reunión semanal, la rechazó en forma unánime), anunció que no se presentará en las próximas elecciones y declaró que permanecerá en el club hasta el final del campeonato. Mientras tanto, el entrenador, Ricardo Caruso Lombardi, volvió a insistir con su permanencia en el puesto y recordó que tiene un año más de contrato. El equipo está en caída libre, suma cinco derrotas consecutivas y el margen de maniobra para evitar el descenso se redujo a tres puntos: los que lo separan de Independiente, el último equipo que está perdiendo la categoría.La caída frente a Belgrano en la Paternal promovió la toma de decisiones urgentes. Sin Luis Segura, repudiado por gran parte de los asistentes al Diego Armando Maradona en la noche del lunes, ni los dos vicepresidentes (Daniel Guerra y Rubén Forastiero, ambos de viaje), el Consejo de Fútbol entró en acción. El entrenador Ricardo Caruso Lombardi escuchó las primeras determinaciones: rescindir los contratos de Ariel Garcé, Aníbal Matellán y Diego Placente. Según pudo reconstruirse, el DT no se opuso, aunque en horas de la tarde de ayer, y en diálogo con Fox Sports, sólo admitió la situación de Placente: "Ayer [por el lunes], los dirigentes me dijeron que iba a haber novedades. Nos acabamos de enterar de lo de Placente; imagino que me van a llamar por teléfono", deseó el entrenador.La postura de los directivos estaba tomada, y fueron algunos miembros de la oposición los encargados de hablar con los futbolistas para comunicarles la decisión de cancelar sus contratos. "Si nos tenemos que ir al descenso, que sea con los nuestros", argumentó un dirigente. Los juveniles, entonces, tendrán más minutos.Otra lectura posible es que la relación entre el DT y los futbolistas se había resquebrajado tras la derrota frente a San Martín, en San Juan, y las posteriores declaraciones del entrenador: "No saben lo que se están jugando. Fuimos un desastre", había dicho el entrenador, que en los últimos años se ganó fama de ser especialista en salvar equipos del descenso.Horas antes de que se hiciera pública la decisión de prescindir de tres futbolistas, el máximo dirigente del club, Luis Segura, había...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba