Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 25 de Septiembre de 2017, expediente CNT 010334/2014/CA001

Fecha de Resolución25 de Septiembre de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 111215 EXPEDIENTE NRO.: 10334/14 (JUZGADO Nº 76)

AUTOS: “AMARILLA DELIA BEATRIZ C/PROVINCIA ART SA S/ACCIDENTE – LEY ESPECIAL”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En Buenos Aires, a los 25 días del mes de Septiembre del 2017 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos y para dictar sentencia definitiva, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo a los fundamentos que a continuación se exponen:

El Dr. M.Á.M. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia de fs. 126/130, dictada por el Dr. Vilarullo, que hizo lugar a la demanda fundada en la ley 24.557, se alzan ambas partes, la actora a tenor del memorial de fs. 147 que mereció réplica de la contraria, y la demandada con el de fs. 134/140 que fue contestado a fs. 142/146.

    Asimismo, la demandada cuestiona los emolumentos fijados a los profesionales que intervinieron en autos y su defensa letrada se queja de los regulados a su favor por estimarlos insuficientes.

  2. Critica la aseguradora el reconocimiento de la incapacidad del actor. Sostiene que por el hecho de haber recibido la denuncia no invalida toda defensa ulterior soslayando la vinculación del daño con el hecho cubierto, que debe ser demostrado. Agrega que si su parte otorgó la cobertura por el accidente, denunciado por el empleador en cumplimiento de su deber legal, no implica que reconozca el hecho ni mucho menos los daños invocados, máxime cuando las secuelas son sólo advertidas en la pericia pero no surgen de las historias clínicas labradas con motivo del accidente, que el perito no exploró en su informe por lo cual mal puede determinar que la incapacidad esté

    vinculada con el hecho. Cuestiona que la pericia admita la existencia de una RVAN sin constatar la personalidad de base. Añade que no hay registro etiocronológico con el accidente como evento necesario en los términos del dec. 659/96 y para aceptar que las secuelas no hayan sido resueltas. Afirma que la pericia estima que la actora debe realizar un tratamiento lo cual implica esperar que las secuelas remitan ya que no se encuentra consolidada. En cuanto al daño físico, esgrime que, si bien la limitación en la rodilla derecha de la accionante es manifiesta, la misma se desarrolla en un contexto de obesidad severa (1,45 m de altura y 85 kg) presentando además francos signo de artrosis. Indica que la incapacidad otorgada no tiene sustrato anatomofuncional pues el tendón supraespinoso Fecha de firma: 25/09/2017 Alta en sistema: 04/10/2017 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara #20578079#189246737#20170926124234542 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II no interviene en los movimientos afectados sino que lo hace el deltoides, sobre el cual no se invocaron daños. Concluye que la actora no probó los hechos constitutivos por lo que debe rechazarse la acción.

    L., cabe destacar que, de acuerdo al régimen procesal introducido por el decreto 717/1996, la aseguradora, tras recibir la denuncia de cualquiera de los sujetos legitimados para efectuarla, tiene la carga adjetiva de aceptar o rechazar expresamente tal denuncia dentro de los diez días -salvo que resulte pertinente que decida la suspensión de tal plazo hasta por veinte días corridos como lo admite el art. 6 modificado por el decreto 491/1997 (excepción no invocada en autos)-

    mediante notificación fehaciente al trabajador y al empleador afiliado. El propio precepto procesal prevé que “El silencio de la Aseguradora se entenderá como aceptación de la pretensión transcurridos DIEZ (10) días de recibida la denuncia”.

    La demandada en la contestación del reclamo de autos admitió haber recibido la denuncia ya que adujo haber dado prestaciones asistenciales y pagado la dineraria por incapacidad temporaria. Sin embargo, no dijo que hubiese rechazado tal denuncia en forma oportuna ni aportó prueba a la causa de que, en efecto, hubiese procedido a rechazar la denuncia de manera fehaciente y expresa dentro del plazo que surge del art. 6 del decreto 717/1996.

    Por ende, opera la consecuencia ya transcripta que dispone dicho precepto, es decir que, ante el silencio de la aseguradora tras la denuncia, cabe entender que aceptó la pretensión y ello implica admitir la contingencia denunciada como cubierta en los términos del art. 6 de la ley 24.557.

    Es cierto que, como lo explicara la defensa letrada de la demandada al responder la acción y lo tomara para si el sentenciante de grado, las aseguradoras tienen el deber de otorgar prestaciones ante la denuncia y que esa sola circunstancia no habilita a tener por admitida la contingencia. Más aún, el párrafo final del art. 6 del decreto 717/1996, añadido por el decreto 491/1997, expresamente aclara que “El otorgamiento de las prestaciones previo al cumplimiento de los términos de aceptación o rechazo de la pretensión nunca se entenderá como aceptación de la misma”.

    Dispone el art. 4 del decreto 717/1996 que “Cuando la denuncia se presente directamente ante la Aseguradora, ésta deberá tomar los recaudos necesarios para que el trabajador reciba en forma inmediata las prestaciones en especie” y que “Cuando la denuncia se presente directamente ante el prestador de servicios, éste deberá:

    1. tomar los recaudos necesarios para que el trabajador reciba en forma inmediata las prestaciones en especie y, b) remitir la denuncia a la Aseguradora dentro del plazo de VEINTICUATRO (24)

    horas de recibida, para que ésta acepte o rechace la pretensión del denunciante”.

    Fecha de firma: 25/09/2017 Alta en sistema: 04/10/2017 Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara #20578079#189246737#20170926124234542 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II Ahora bien, estas circunstancias no liberan a la aseguradora de cumplir en tiempo oportuno la carga de expedirse respecto de la denuncia en el plazo ya señalado y resulta obvio que, de rechazarse en tiempo oportuno una denuncia, la ART cesará en su deber de dar y pagar prestaciones. Al respecto el art. 5 de ese plexo adjetivo aclara que en esos supuestos “…las prestaciones en especie deberán otorgarse al trabajador mientras la pretensión no resulte rechazada en los términos del artículo siguiente” (el subrayado es mío).

    En síntesis, el hecho de que la demandada admitiera en autos que recibió la denuncia del infortunio de autos y que otorgó

    prestaciones puso a su cargo invocar y demostrar que, dentro del marco...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba