Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza - CAMARA FEDERAL DE MENDOZA, 25 de Noviembre de 2015, expediente FMZ 082014644/2013

Fecha de Resolución25 de Noviembre de 2015
EmisorCAMARA FEDERAL DE MENDOZA

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE MENDOZA - SALA B 82014644/2013 AMARFIL OSORIO ALBERTO C/ BNA P/ LABORAL (A-4644)

En la ciudad de Mendoza, a los veinticinco días del mes de Noviembre del año dos mil quince, reunidos en acuerdo los señores miembros de la Sala "B", de la Excma.

Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza, D., R.J.N., H.C.E. y R.A.F., procedieron a resolver en definitiva estos autos Nº FMZ 82014644/2013, caratulados: “AMARFIL, O.A. c/

BANCO DE LA NACIÓN ARGENTINA – LABORAL”, venidos del Juzgado Federal Nº 1 de San Juan, en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 376, contra la resolución de fs. 369/375, por la que se resuelve: “

I) Rechazar la demanda incoada por el Sr. A.A.O. liberándose al Banco de la Nación Argentina y la citada La Segunda ART SA. De responsabilidad por las afecciones del actor.-

II) Imponer las costas del proceso en el orden causado conforme al considerando pertinente.-

III) Omitir pronunciamiento de los planteos de inconstitucionalidad formulados por la actora.-

IV) Diferir la regulación de honorarios profesionales.-

V) R. y notifíquese”.

El Tribunal se planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Debe modificarse la sentencia de fs. 369/375?

De conformidad con lo establecido por los arts. 268 y 271 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación y arts. 4º y 15º del Reglamento de esta Cámara, previa y oportunamente se procedió a establecer por sorteo el siguiente orden de estudio y votación, doctores: R.J.N., H.C.E. y R.A.F..

Fecha de firma: 25/11/2015 Firmado por: R.N. -H.C.E. -R.A.F., Jueces Subrogantes de la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza Firmado(ante mi) por: G.L.T., Secretaria de Cámara 1 Sobre la única cuestión propuesta, el Señor Juez de Cámara Dr.

R.J.N., dijo:

  1. Que, la sentencia de fs. 369/375 ha sido apelada por la parte actora a fs. 376.

    La misma resolvió rechazar la acción impetrada por considerar que el actor no acredita la relación de causalidad entre la incapacidad que padece y las labores desarrolladas en el BNA, ni la existencia de acoso laboral o mobbing.

    La demanda se inicia por el accionar del Sr. A. contra el Banco de la Nación Argentina quien reclama el pago de la suma de pesos doscientos setenta mil ($270.000,00), como indemnización por los daños sufridos durante su relación laboral; distingue: $ 180.000 por la incapacidad permanente, cita el art. 6 inc. 2 apartado b) decreto 1278/00; $ 40.000 por el adicional de pago único del art. 3 inc. B)

    decreto 1278/00 y $50.000 por daño moral.

    Manifiesta que las múltiples tareas y responsabilidades desmedidas que tenía en la institución financiera fueron minando y erosionando su salud psíquica. Afirma que la empleadora incurrió en una serie ininterrumpida de incumplimientos contractuales (vacaciones, adicionales), orquestando una persecución laboral y un hostigamiento constante que dejaron como secuela la incapacidad absoluta que hoy aqueja al actor.

    En especial menciona las imputaciones penales de las que luego fue sobreseído.

    A partir del 25 de febrero de 2004 inició un tratamiento psicológico y mientras se encontraba con licencia por enfermedad psíquica, el 14 de octubre de 2004, el banco despide sin causa al Sr. A. abonando la indemnización correspondiente.

  2. - En sus agravios obrantes a fs. 379/388 la apelante expresa a diferencia del aquo, que las enfermedades profesionales no son sólo aquellas incluidas en el listado de enfermedades elaborado por el PEN y aquellas que la Comisión Médica declare.

    Fecha de firma: 25/11/2015 Firmado por: R.N. -H.C.E. -R.A.F., Jueces Subrogantes de la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza Firmado(ante mi) por: G.L.T., Secretaria de Cámara 2 Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE MENDOZA - SALA B Por el contrario, entiende que la Justicia del Trabajo a nivel nacional y provincial tiene aptitud jurisdiccional para declarar como enfermedad laboral alguna que no se encuentre en el listado. Cita jurisprudencia.

    Agrega que el aquo se contradice cuando expresa que no se encuentra impedido de expedirse sobre la relación de causalidad entre una enfermedad no enlistada y el trabajo cumplido.

    Se agravia de la omisión de tratar el mobbing dejando de lado prueba indubitada que menciona, de la que surgiría el nivel de presión y stress que padecía el actor, entre ellas resalta las causas penales iniciadas por el banco de las que finalmente fue sobreseído.

    También se queja del apartamiento absoluto que hace el juzgado de la pericia psicológica realizada en autos por el perito oficial sorteado, ya que los fundamentos esgrimidos no son suficientes para justificarlo. Menciona además que existen cuatro informes médicos obrantes en la causa que dan cuenta de su estado psicológico y solo se valoró uno.

    Por último, solicita que la Alzada se expida por el planteo de inconstitucionalidad de diversos artículos de la ley 24.557 que no fueron tratados por el aquo por considerarlo inoficioso atento el rechazo de la demanda.

    Reserva el caso federal.

  3. Conferido el pertinente traslado a fs. 392/396 y vta. la parte demandada contesta los agravios, solicitando el rechazo de los mismos con costas.

    En cuanto al primero, advierte que el aquo sí reconoció su competencia para analizar el origen laboral de una enfermedad y efectuó el análisis correspondiente, así

    como también se expidió sobre el mobbing invocado en la demanda.

    Afirma que la actora intenta, erróneamente, demostrar el acoso laboral a través de la prueba y existencia del origen de la enfermedad.

    Fecha de firma: 25/11/2015 Firmado por: R.N. -H.C.E. -R.A.F., Jueces Subrogantes de la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza Firmado(ante mi) por: G.L.T., Secretaria de Cámara 3 Dice que introduce hechos no planteados en la demanda y que no son objeto de agravio.

    Expresa que las causas penales iniciadas no demuestran una persecución contra el actor, que el banco no efectuó una denuncia a su persona sino que frente a ciertas irregularidades remitió los expedientes administrativos a sede penal para proceder a la averiguación de un posible delito.

    También niega que no se hayan tenido en cuenta las pericias psicológicas, por el contrario, dice que el aquo tuvo en consideración dos de ellas y fundó su apartamiento respecto de la pericia de la Lic. Las P.V..

    Reserva el caso federal.

  4. A fs. 398/400 La Segunda ART contesta la expresión de agravios solicitando el rechazo del mismo con expresa imposición de costas.

    Previo a todo expresa que el recurso debe declararse desierto porque no contiene una crítica concreta y razonada de la sentencia, ni refuta los argumentos que sustentan la decisión.

    Subsidiariamente, contesta el primer agravio, expresando que repite lo que ha manifestado el aquo en su sentencia y en virtud de ello ha decidido.

    Afirma que el aquo trató las pericias psicológicas y el mobbing, concluyendo en que el mismo no se encuentra probado. Hace una breve referencia a las constancias probatorias sus inconsistencias y contradicciones.

    Reserva el caso federal.

  5. En cuanto al primero de los agravios, resulta improcedente la discusión que plantea el actor respecto a quién tiene jurisdicción para determinar qué enfermedades laborales pueden considerarse incluidas en el listado que elabora el Poder Ejecutivo, en el caso, el juez no sólo se atribuyó dicha facultad sino que lo fundamental es que la pretensión no se rechaza por eso sino por considerar que las enfermedades que padece Fecha de firma: 25/11/2015 Firmado por: R.N. -H.C.E. -R.A.F., Jueces Subrogantes de la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza Firmado(ante mi) por: G.L.T., Secretaria de Cámara 4 Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE MENDOZA - SALA B el Sr. A. no guardan relación de causalidad con las tareas desempeñadas en el banco. En definitiva no niega el aquo la profunda depresión en que se ve sumido el actor sino su vinculación con el trabajo.

    Por otra parte, el aquo para resolver como lo hizo valoró la prueba pericial ofrecida, dando cuenta de la que se apartó y concluyó en la inexistencia de mobbing por ausencia de actos persecutorios acreditados, aunque lo hizo de forma breve siendo necesario a fin de una acabada fundamentación hacerlo con más profundidad.

    Respecto de los pedidos de inconstitucionalidad, acierta en que dado el resultado al que arriba resulta innecesario su tratamiento.

  6. En lo que a esta instancia concierne, reitero que el actor reclama una reparación indemnizatoria por incapacidad y daño moral derivado del mobbing, el que habría tenido su origen en el maltrato dispensado por el banco durante su relación laboral, por ello corresponde analizar: 1) el derecho aplicable; 2) la existencia de hechos persecutorios y agraviantes; 3) los presupuestos de la responsabilidad por daño.

    Podríamos definir al mobbing como, “la presión psíquica ejercida sobre la víctima debe consistir en la reiteración de conductas de hostigamiento, lo cual requiere una permanencia en el tiempo y que tengan como finalidad la denigración laboral del trabajador tendiente a provocar su autoeliminación”. (ob cit).

    Por otra parte, rescato que la doctrina tiene dicho que, ante la eventualidad de que no se encuentre configurado el mobbing, puede repararse el daño moral si el mismo se encuentra acreditado y deviene de un hecho ilícito.

    Es que, el derecho laboral no legisla de manera particular sobre el daño moral -

    más allá de la existencia de algunas normas de protección como pudieran ser vgr. los arts. 17, 65, 66, 70, 72 y otros de la ley de contrato de trabajo-. Por lo que, debemos Fecha de firma: 25/11/2015 Firmado por: R.N. -H.C.E. -R.A.F., Jueces Subrogantes de la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza Firmado(ante mi) por: G.L.T., Secretaria de Cámara 5 buscar el fundamento normativo en el derecho civil (en caso de que resulte menester aplicarlo).

    Sabida es la existencia de la discusión respecto de si la indemnización prevista en el art. 245 de la LCT comprende todos los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba