Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 27 de Mayo de 2016, expediente CIV 031501/2002/CA003

Fecha de Resolución27 de Mayo de 2016
EmisorCamara Civil - Sala B

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B ALVARO DE LEN NORMA OLGA c/ ASOC FRANCESA FILANTROPICA Y DE BENEF HOSPITAL FRANCES Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS (31501/2002)

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de Mayo de dos mil dieciséis, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “Á. de L.N.O. c/ Asoc. Francesa Filantrópica y de B.. Hospital F. y otros s/ Daños y Perjuicios” respecto de la sentencia de fs. 1697/1710 el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: PARRILLI-MIZRAHI-RAMOS FEIJOO-

A la cuestión planteada el Dr. P., dijo:

1) Los antecedentes del caso Este proceso se origina con la demanda iniciada el 2 de mayo de 2002 (ver fs.1/2), luego ampliada el 27 de mayo de 2004 (ver fs. 25/52) por mala praxis médica. En aquélla oportunidad, hace ya más de doce años, la aquí demandante narró

que el 6 de setiembre de 1993, su hijo F.L., quien en aquél entonces tenía veintinueve años, fue internado en el Hospital Francés, a consecuencia de una insuficiencia renal crónica de causa desconocida y descompensado, situación que obligó a efectuarle hemodiálisis de urgencia, siendo incluido en plan de trasplante renal del entonces INCUCAI desde abril de 1994 y continuando con tratamiento de hemodiálisis hasta que apareciera el donante apropiado.

Explicó que en el mes de enero de 1997 se le realizó un estudio hormonal paratiroideo evidenciándose una alteración grave de este órgano y, posteriormente, se detectaron calcificaciones en los tejidos blandos.

El 29 de marzo de 1999 fue nuevamente internado en el servicio de nefrología del hospital demandado, siendo el primer y único diagnóstico vasculitis leucocitoclástica. Allí permaneció hasta el 12 de abril de 1999 fecha en la cual fue trasladado a la unidad de terapia intensiva del Hospital Italiano, en muy mal estado general, con un cuadro de severo de sepsis secundaria a su celulitis- fascitis necrotizante.

En este último hospital se le diagnosticó “calcifilaxis” y, luego de haber sido intervenido quirúrgicamente, falleció el 15 de mayo de 1999 a consecuencia de un shock séptico irreversible.

Sintéticamente, la actora imputó a los médicos demandados y en relación a la atención de su hijo F., distintas omisiones que ahora reitera en el Fecha de firma: 27/05/2016 Firmado por: TRIBUNAL , JUECES DE CÁMARA #14917829#150933945#20160527114958744 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B apartado III “E” capítulo “la responsabilidad de los demandados” (ver f. 1753) de su extensa expresión de agravios, a saber: 1°) no diagnosticar precozmente la “calcifilaxia”” que lo afectaba en el mes de enero de 1997, cuando se descubrieron “calcificaciones de tejidos blandos en ambas piernas”; 2°) errar en el mismo diagnóstico, cuando se produjo la internación del 29 de marzo de 1999; 3°) no indicar, ni efectuar paratiroidectomía en 1997 pese a que el paciente presentaba calcificaciones ya referidas y un elevado nivel de la hormona paratiroidea; 4°) no informar al paciente y/o sus familiares directos sobre la necesidad de efectuar una paratiroidectomía y sobre el mal pronóstico evolutivo de la enfermedad si no se efectuaba el tratamiento indicado; 5°) no haber consultado especialistas si consideraban que la “calcifilaxia” era una patología rara o infrecuente y por ello poco conocida ellos; 6°) administrar en forma inadecuada e inoportuna corticoides y de ese modo aumentar la inmunodepresión del paciente, favoreciendo el progreso de la infección que lo afectaba; 7°) realizar un inadecuado, incompleto e inoportuno tratamiento antibiótico, que no fue controlado ni supervisado, permitiendo la instalación y evolución de una infección grave hasta llegar al estado de schok séptico mortal. Pretendió un resarcimiento de $ 369.400, más intereses y desvalorización por “valor vida”; daño moral; daño psíquico y gastos de tratamiento psíquico.

2) La sentencia recurrida Luego de examinar y descartar las impugnaciones que el consultor técnico de la actora realizara a fs. 887/896 al dictamen del perito médico nefrólogo y legista y apoyándose en las conclusiones de este último (ver fs. 839/846) y en aquéllas otras expuestas por perito infectóloga (ver fs. 751/755) , así como en las constancias de la historia clínica, el Sr. Juez de la anterior instancia consideró que ninguna de las imputaciones arriba reseñadas se había probado y que la muerte de F.L. fue el resultado de un shock séptico con fallo multiorgánico y no la atención recibida en el Hospital Francés.

En consecuencia, en la sentencia obrante a fs. 1697/1710,rechazó la demanda que iniciara N.O.Á. de Len, por intermedio de su apoderado, contra “Asociación Francesa Filantrópica y de Beneficencia (Hospital Francés); “Instituto de Nefrología AFFB S.R.L”; H.E.; L.M.G.; O.H.M. (h) y O.M. e impuso a la demandante las costas del proceso.

3) Los recursos Contra el referido pronunciamiento interpuso recurso la actora a f.1718, que fue concedido a f.1721 punto I, y se fundó a través del escrito de expresión de agravios incorporado a fs.1813/1857, cuyo traslado fue contestado a fs. 1873/1885 por Fecha de firma: 27/05/2016 Firmado por: TRIBUNAL , JUECES DE CÁMARA #14917829#150933945#20160527114958744 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B “Instituto de Nefrología AFFB S.R.L”; H.E.; L.M.G.; O.H.M. (h) y O.M..

4) Aclaraciones previas Frente a la existencia de normas sucesivas en el tiempo, antes de entrar en el examen de los agravios, debo aclarar que al ser el daño un presupuesto constitutivo de la responsabilidad (cfr. arts. 1716 y 1717 del Código Civil y Comercial de la Nación y art. 1067 del anterior Código Civil), aquél que diera origen a este proceso constituyó, en el mismo instante en que se produjo, la obligación jurídica de repararlo.

En consecuencia, de conformidad con lo dispuesto en el sistema de derecho transitorio contenido en el art. 7° del nuevo Código, como ya lo he resuelto anteriormente (ver esta Sala, mi voto en autos: “D.A.N. y otros c/

Clínica Modelo Los Cedros SA y otros s/daños y perjuicios - resp. prof. médicos y aux”. (47177/2009) del 6-8-2015), la relación jurídica que da origen a esta demanda, al haberse consumado antes del advenimiento del actual Código Civil y Comercial de la Nación, debe ser juzgada -en sus elementos constitutivos y con excepción de sus consecuencias no agotadas- de acuerdo al sistema del anterior Código Civil- ley 17.711interpretado, claro está, a la luz de la Constitución Nacional y de los Tratados Internacionales de DerechosHumanos ratificados por nuestro país porque así lo impone una correcta hermenéutica en respeto a la supremacía constitucional.

Sentado lo anterior, también considero indispensable señalar, antes de considerar los recursos, que los jueces no están obligados a analizar todas y cada una de las argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso (ver CSJN, "Fallos": 258:304; 262:222; 265:301; 272:225, entre otros). Asimismo, en sentido análogo, tampoco es obligación del juzgador referir en la decisión todas las pruebas agregadas, sino únicamente las que estime apropiadas para resolver el conflicto (art. 386, in fine, del ritual; CSJN, "Fallos": 274:115; 265:252).

  1. El encuadre jurídico del caso En forma previa a examinar los agravios de la actora, relativos al rechazo de la responsabilidad que atribuyera a los demandados, creo necesario precisar el encuadre jurídico de este caso.

    La responsabilidad civil profesional, podría definirse como aquélla en que pueden incurrir quienes ejercen una determinada profesión al faltar a los deberes específicos que la misma le impone.

    El profesional responde porque despliega, en concreto, una conducta no acorde con los principios reguladores de su status, que no son sino los relativos a su Fecha de firma: 27/05/2016 Firmado por: TRIBUNAL , JUECES DE CÁMARA #14917829#150933945#20160527114958744 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B respectiva lex artis, o conjunto de prescripciones que marca las pautas de ejercicio de cada profesión (cfr. L.H., “Derecho Civil- Tratado de las obligaciones, actualizado por B.A.J. y Mayo Jorge A” Buenos Aires, 2009, La Ley- Ediar, Tomo II, p.760, n° 1303 bis).

    En el caso específico de los médicos, la ley 17.132 les prohíbe "anunciar o prometer la curación" y "anunciar o prometer la conservación de la salud" (art. 20, incisos 1° y 2°) con lo cual queda en claro que, salvo casos excepcionales, que aquí no se dan, su obligación es de medios, y no de resultado.

    Dicho de manera más simple, el médico no garantiza la curación del paciente sino utilizar todos los medios a su alcance para procurarla. Es decir actuar de manera diligente.

    Se delinea así, como principio general, una responsabilidad subjetiva (ver en este sentido el art. 1768 del actual Código Civil y Comercial de la Nación)

    cuyo factor de atribución estará dado, en este caso, por la culpa, es decir por la omisión de la diligencia debida según la naturaleza de la obligación y las circunstancias de las personas, el tiempo y el lugar (cfr. arts 512 y 902 del CC y art. 1724 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación).

    De manera que la demostración de la referida falta de diligencia, que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR