Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii, 22 de Octubre de 2018, expediente CNT 027012/2013/CA001

Fecha de Resolución:22 de Octubre de 2018
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA VII 27.012/2013 SENTENCIA DEFINITIVA Nº 53045 CAUSA Nro. 27012/2013 SALA VII - JUZGADO Nº 68 En la Ciudad de Buenos Aires, a los 22 días del mes de octubre de 2018, para dictar sentencia en estos autos: “A.G.D. C/ VILLARREAL SANDRO ARIEL S/ DESPIDO” se procede a votar en el siguiente orden:

LA DOCTORA G.L.C. DIJO:

I.La sentencia de primera instancia, que hizo lugar a la demanda ha sido apelada por la parte actora y por la parte demandada a tenor de los memoriales de agravios obrantes a fs. 411/413 y 417/419, que recibieron oportuna réplica a fs.424/426

  1. En virtud de las cuestiones ventiladas en esta alzada abordaré los agravios deducidos por las partes en el orden que sigue, teniendo en cuenta la incidencia que cada uno de ellos representa en la solución del pleito.

    La demandada se queja en primer término por la errónea decisión del Magistrado de considerar que la señora juez a quo determinó la existencia de la relación laboral invocada en el inicio, con la sola y única declaración del testigo I. obrante a fs. 352 Adelanto que, teniendo en cuenta los elementos de prueba que surgen de la causa, considero que corresponde desestimar el recurso en el punto, ya que la accionada se limite a manifestar su disconformidad con la solución adoptada, sosteniendo que el testimonio de I. obrante a fs. 352 quien declaró a propuesta dl actor y en la condición de ser su íntimo amigo se prestó a mentir en todo cuanto le fue indicada, toda vez que jamás concurrió

    a la carnicería. Agrega que resulta de aplicación el axioma testis unos testis nullos.

    Ahora bien, el testimonio reseñado se aprecia correctamente evaluado por la sentenciante de grado, en tanto el mismo luce claro, preciso y circunstanciado, y ha resultado un deponente presencial de los hechos que relata (art. 90 de la L.O.) sin que mereciera impugnación alguna por parte de la demandada.

    En tal contexto, el hecho de tratarse su único testigo no invalidada de por si su convicitividad –como sostiene el apelante- pues los dichos del testigo único, pueden admitirse para acreditar los hechos sobre los que declarara, cuando de su testimonio surge suficiente fuerza convictiva.

    En consecuencia, propongo confirmar lo actuado en origen en cuanto hizo lugar a las indemnizaciones correspondientes al despido incausado previstas en el ordenamiento laboral (cfr. art. 232; 233 y 245 LCT) y el recargo previsto en el art. 2 de la ley 25.323.

    La parte demandada asimismo se queja por la procedencia del rubro horas extras peticionado por el actor aludiendo que de manera alguna fue probado el cumplimiento de las mismas. En efecto en el escrito de inicio el actor denunció un horario de trabajo el cual no se advierte acreditado con el testimonio de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba