Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii, 5 de Marzo de 2020, expediente CNT 055991/2011/CA001 - CA002

Fecha de Resolución: 5 de Marzo de 2020
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii

Poder Judicial de la N.ión CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA VII

5.5991/2011

SENTENCIA DEFINITIVA Nº: 55156

CAUSA Nº 55.991/2011 - SALA VII- JUZGADO Nº 24

En la ciudad de Buenos Aires, a los 5 días del mes de marzo de 2020, para dictar sentencia en estos autos caratulados “A., E.B. c/ Instituto nacional de Serv.

S.. Para J.. y P.. – INSSJYP- s/ Juicio sumarisimo”, se procede a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR N.M.R.B. DIJO:

  1. La sentencia de primera instancia que obra a fs. 563/573 y hace lugar a los principales reclamos incoados por la actora es apelado por la demandada (fs. 578/583),

perito contador (fs. 576) y la Dra. M.L.A. (fs. 574) quienes cuestionan la regulación de sus honorarios.

II- Se agravia la demandada pues sostiene que la sentenciante ha realizado una errada valoración de las probanzas arrimadas a la causa, lo que la llevo a declarar la nulidad de la Disposición 1532/11/GRH (cambio de jornada), condenar a la demanda al pago de diversos rubros y a publicar la parte resolutiva de la sentencia.

La sentenciante para decidir como lo hizo ha entendido que se encuentran acreditados los extremos invocados en el escrito de inicio, cual es que: a la actora se le modifico su jornada laboral, por una cuestión de género, lo que no solo le provocó un grave perjuicio económico sino grave daño moral, por haber sido víctima de actos de violencia verbal y discriminación por su condición de mujer.

Adelanto, que más allá del gran esfuerzo argumental desplegado por el letrado, la pretensión de que sea modificado lo resuelto en la instancia anterior en relación a este punto,

no ha de tener favorable acogida.

La quejosa, arguye que la sentenciante ha limitado el ejercicio de las facultades de organización y dirección, imputándole para ello haber llevado acabo actos de discriminación, los cuales no han sido generados por ella, sino por terceros, y agrega que ella, como empleadora, no tenía conocimiento que la actora estuviera sufriendo la discriminación denunciada.

Teniendo en cuenta lo sensible que resulta una denuncia como la realizada por la trabajadora, se debe ser muy cuidadoso y preciso en el análisis de las probanzas arrimadas a la causa.

En este aspecto, resultan concluyentes los testimonios que han dado tanto los testigos propuestos por la parte actora como por la demandada, ya que dan cuenta de la existencia de un grave conflicto con la actora, y que su origen fundamental ha sido en razón de género, es decir su condición de mujer, ha generado una serie de actos discriminatorios que la perjudicado económica y moralmente. Veamos:

Los testigos, R. (fs. 471/472), L. (fs. 473/475), F. (fs. 495/496),

Z. (fs. 499/500) detallan los diferentes tipos de agresiones y actos discriminatorios que Fecha de firma: 05/03/2020

Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: H.H.K., SECRETARIO

Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la N.ión CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA VII

5.5991/2011

sufrió la actora, de parte de sus compañeros, que se resistían a que desarrollara la tarea de coordinadora de ambulancia, ya que ello siempre había sido un trabajo de hombre.

Es por ello que organizaron batucadas con pegatina y pancartas con frases y mensajes en su contra, siempre refiriéndose a su condición de mujer y con ello, intentando justificar su incapacidad para el desarrollo de la tarea asignada.

Solo a modo de ejemplo cabe mencionar que una de las pancartas refería que se pusieran maquillajes en el botiquín.

Sentado ello no puedo dejar de mencionar la crueldad con la que fue tratada, por sus compañeros ya que si bien todos los coordinadores dormían en su lugar de trabajo, a la actora no se lo permitan y debía hacerlo en el garaje.

Los testigos son contestes también al indicar que a la actora le modificaron su jornada laboral, es decir, la actora cumplía como “todos los coordinadores” una jornada de 24

x72 hs, pero luego le impusieron una de 12 x 36 hs. aclarando que la variación horaria fue solo para ella, lo que significó un descuento importante en su salario, pues las “horas remanente”, eran una porción significativa de su salario, las cuales con el nuevo régimen de jornada se vieron sustancialmente reducidas.

Por su parte B.G. (fs. 521), S. (fs. 525) y Z. (fs. 527)

propuestos por la propia demandada, describen que las tareas desempeñadas por la trabajadora, eran siempre realizadas por hombres, que no había otra coordinadora mujer,

que hubo un cambio de horario solo para ella, que la perjudicó y también se refieren a tratos discriminatorios sufridos por la actora.

En este sentido no quiero dejar de mencionar que a fs. 458/462, el perito contador no pudo dar respuesta sobre el detalle de las jornadas de los empleados, ya que la demandada no le informó al respecto.

La prueba anteriormente reseñada no me deja duda alguna, que la trabajadora ha sufrido en su seno laboral actos discriminatorios por su condición de mujer, ya que el lugar que ocupaba en la organización de trabajo, había sido...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba