Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 29 de Septiembre de 2020, expediente P 133298

Presidentede Lázzari-Torres-Kogan-Genoud
Fecha de Resolución29 de Septiembre de 2020
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

La Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, de conformidad con lo establecido en el art. 4 del Acuerdo n° 3971, procede al dictado de la sentencia definitiva en causa P. 133.298-RC, "., C.A., F. ante el Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires s/ queja en causa n° 49.832 del Tribunal de Casación Penal, S.I., con arreglo al siguiente orden de votación (Ac. 2078): doctores de L., T., K., G..

A N T E C E D E N T E S

La Sala III del Tribunal de Casación Penal, el 10 de febrero de 2015, por mayoría, rechazó el recurso de la especialidad presentado por el Ministerio Público F. contra la sentencia del Tribunal en lo Criminal n° 3 de La Matanza que condenó a E.M.P. a la pena de siete años y seis meses de prisión, accesorias legales y costas por resultar coautor penalmente responsable del delito de robo agravado por el uso de arma fuego y lo absolvió respecto del delito de homicidio ciminis causae (v. fs. 66/72).

Contra lo así decidido, el señor fiscal, doctor C.A.A., dedujo recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley que fue admitido por la mencionada Sala III con fecha 7 de julio de 2015 por estimar que se planteó de modo suficiente la afectación del debido proceso y la tacha de arbitrariedad en la valoración de la prueba (v. fs. 83/84).

Con fecha 25 de noviembre de 2019, la secretaria de dicho órgano jurisdiccional, doctora A.K.E., informó que con posterioridad a la admisibilidad del carril extraordinario de inaplicabilidad de ley, el expediente no fue remitido a esta Corte sino que fue devuelto a la instancia. En función de ello, el señor juez B. ordenó la extracción de copias, la formación de actuaciones administrativas y la remisión a la Presidencia del Tribunal para su sustanciación; cumplido ello, dispuso la remisión de las actuaciones a esta Corte (v. fs. 106).

El 9 de diciembre de 2019, esta Corte tuvo por recibidas las actuaciones y, sin perjuicio de lo dispuesto a fs. 106, se ordenó la extracción de copias y su remisión a la Subsecretaría de Control Disciplinario de la Corte a sus efectos (v. fs. 109).

Oído el señor P. General a fs. 111/117, presentada la memoria a fs. 124, dictada la providencia de autos a fs. 119 y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley articulado por el señor fiscal de Casación?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor J. doctor de de L. dijo:

  1. El fiscal ante el Tribunal de Casación Penal, doctor C.A.A., denunció arbitrariedad por fundamentación aparente de la sentencia que impugnó (v. fs. 74/80).

    Recordó que el tribunal revisor, mediante el voto mayoritario del señor juez V., consideró que existía un estado de duda insuperable en lo que respecta a la demostración de la tipicidad subjetiva del delito de homicidio criminis causae por considerar que aun teniendo por cierto los dichos de la testigo R. que escuchó decir "tirá" (en relación a que se disparara el arma de fuego que portaba el coautor), dicha expresión resulta ambigua. Indicó que, para el a quo, frente a tales manifestaciones se contraponen los dichos del acusado, no existiendo ningún otro elemento de prueba para superar el estado de duda. Por tales razones, la Casación resolvió que el testimonio único de R. carecía de suficiencia legal y constitucional para sustentar una condena (v. fs. 77).

    Sentado ello, la fiscalía explicó que la decisión se sustentó en dos argumentos: a) la ambigüedad de la expresión "tirá" a los fines de probar la intencionalidad homicida en cabeza del encartado -y no, eventualmente, la de solo lesionar o intimidar- y b) la insuficiencia legal y constitucional de un único testimonio para fundar un fallo de condena (v. fs. 77 vta.).

    A continuación, destacó que el tribunal de mérito tuvo por demostrado el delito contra la propiedad principalmente con el testimonio de R. por lo que -a su entender- resulta contradictorio no otorgarle igual mérito en lo que concierne al de homicidio (v. fs. cit.). Explicó que resulta arbitrario tener por ciertos los dichos de la nombrada para tener por demostrada la utilización de armas de fuego en el robo "...ello pese a la negación del encartado, circunstancia que fue considerada por el tribunal criminal como utilizada para ubicarse en una mejor situación procesal y desmerecer los dichos de la testigo en cuanto escuchó decir a uno de los agresores 'tirá', por el solo hecho de que el encartado lo niega" (el destacado figura en el original; fs. 78 vta.). Frente a ello, el recurrente destacó que respecto del robo, la prueba de la utilización del arma de fuego se fundó exclusivamente en la declaración de R., pese a la negación del imputado. "Sin embargo, y de modo absolutamente incoherente el tribunal de origen consideró que en torno al ilícito contra la vida, los dichos de R. ya no eran suficientes a los fines de fundar la condena por no resultar contundentes y carecer de una apoyatura probatoria que los refuerce" (fs. 78 vta.).

    Alegó que dicha afirmación resulta arbitraria pues no explicitó de modo coherente las razones por las que el testimonio de R. carecía de suficiente valor convictivo a los fines de probar el elemento subjetivo requerido por la figura penal prevista en el art. 80 inc. 7 del Código Penal cuando esa misma prueba fue utilizada para tener por acreditado el delito contra la propiedad (v. fs. 79).

    Asimismo, tachó de arbitraria la calificación de "ambigua" de la expresión "tirá" que la testigo R. dijo haber escuchado pues esto se aparta de las constancias de la causa y resulta consecuencia de un análisis descontextualizado de la misma. Puntualizó que "...si se aprecia que los dichos escuchados por R. fueron espetados por P. luego de haber cometido un robo con otro sujeto que se encontraba portando un arma de fuego en oportunidad en que eran perseguidos por el damnificado y encontrándose ambos a corta distancia del mismo [...] la pretendida ambigüedad de la frase 'tirá' se desvanece prontamente y cabe preguntarse ¿qué otro sentido puede darse a la frase vertida por el imputado a instantes de cometido el robo hacia quien lo acompañara en el desapoderamiento y portara un arma de fuego en ocasión en que eran perseguidos por la víctima" (fs. 77 vta. y 78).

    Por todo lo expuesto, afirmó que el fallo en crisis incurrió en arbitrariedad y afectó el debido proceso y el principio de racionalidad de los actos republicanos de gobierno (art. 18, C.. nac. -v. fs. 79 y vta.-).

  2. Coincido con el señor P. General en que el recurso es procedente.

  3. Previo a ingresar al fondo del reclamo, se hará una reseña de los antecedentes del caso.

    III.1. La sentencia del Tribunal en lo Criminal n° 3 de La Matanza tuvo por debidamente probado que "...el día 8 de junio del año 2008...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR