Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 15 de Noviembre de 2016, expediente 124480

Presidentede Lázzari-Kogan-Soria-Pettigiani
Fecha de Resolución15 de Noviembre de 2016
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D OEn la ciudad de La Plata, a 15 de noviembre de 2016, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores de Lázzari, K., S., P., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa P. 124.480, "C., D.J.. Recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en causa 58.698 del Tribunal de Casación Penal, S.V.".A N T E C E D E N T E SLa Sala Sexta del Tribunal de Casación Penal, mediante el pronunciamiento dictado el 21 de mayo de 2014, resolvió hacer lugar parcialmente al recurso homónimo interpuesto por la Defensora Oficial de D.J.C. contra la sentencia del Tribunal en lo Criminal n° 5 de La Plata que lo había condenado a la pena de prisión perpetua, accesorias legales y costas, por considerarlo autor de los siguientes delitos 1. tentativa de abuso sexual con acceso carnal en concurso real con homicidio criminis causa (causa 2021/0179), 2. abuso sexual con acceso carnal (causa 2022), 3. abuso sexual con acceso carnal (causa 2023) 4. abuso sexual con acceso carnal (causa 2024) 5. abuso sexual con acceso carnal (causa 2025) 6. abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma (causa 2026), 7. robo calificado por el uso de arma en concurso real con abuso sexual con acceso carnal (causa 2028) 8. abuso sexual con acceso carnal en concurso real con coacción (causa 2029), todos en concurso real entre sí, y le impuso -por mayoría- la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado, absolviéndolo del delito de coacción (causa 2023). En la misma fecha anuló y ordenó archivar lo actuado en la causa 2027/0179 hasta tanto la víctima formalice la instancia de la acción (fs. 207).En consecuencia, la casación absolvió al nombrado de los delitos imputados en las causas 2022 y 2026, confirmando la condena en todo lo demás (sents. del 12/XI/2012 de fs. 203/269 y 21/V/2014 de fs. 338/347). Frente a ello interpusieron recursos de inaplicabilidad de ley tanto el señor F. como el señor Defensor ante el Tribunal de Casación, los que fueron concedidos por resolución de esta Suprema Corte de fs. 414/417, en ambos casos, en razón de los motivos de carácter federal alegados. A fs. 419/425 dictaminó la Procuración General, la que sostuvo el recurso del fiscal y pidió que se haga lugar al mismo. Consideró que el de la defensa debía ser rechazado. A fs. 426 se dictó la providencia de autos. Hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar las siguientes C U E S T I O N E S1ª. ¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto por el señor Defensor de Casación?2ª. ¿Lo es el planteado por el señor F. de Casación?V O T A C I Ó NA la primera cuestión planteada, el señor J. doctor de L. dijo:1. La defensa formuló un único agravio, en el que criticó que el tribunal revisor haya rechazado por extemporáneos los planteos añadidos por su parte luego de interpuesto el recurso de Casación, en el memorial previsto por el art. 458 del Código Procesal Penal.Consideró que de este modo se produjo "[v]iolación a la utilidad de la defensa en juicio en el contexto de la obligación a la revisión amplia y con esfuerzo del fallo condenatorio". Citó los arts. 18 de la Constitución nacional; 8.2.h de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.Dijo que por una interpretación formalista y desconsiderada del servicio de la defensa pública ante la Sala interviniente, esta última antepuso los preceptos del código procesal -a su entender, interpretados restrictivamente- cuando estaban en juego garantías constitucionales. Transcribió la parte pertinente del art. 451 del Código Procesal Penal, y señaló que la ley 13.812 añadió una salvedad a la prohibición de incorporar nuevos motivos de agravio no contenidos en el recurso de casación.Consideró que más allá de la dificultad para desentrañar el sentido del agregado normativo, la única interpretación posible es la que se enmarque dentro del estado actual de amplitud de las garantías constitucionales.Estimó que una de las garantías a que hace referencia la disposición es justamente la que tiene que ver con la revisión amplia de la sentencia. Indicó los nuevos motivos de agravio que pueda incorporar la defensa con posterioridad a la interposición del recurso coadyuvan en esa tarea revisora, por lo que cualquier disposición legal o, como en el caso, interpretación jurisprudencial que los prohíba, deja sin posibilidad al imputado de contribuir a la realización de la mentada revisión integral en su propia condena.Citó los precedentes "C." (Fallos 328:3399) "G.A." (G.575.XLVI) y "M.C." (M.253.XLV) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, "H.U." y "M." de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Asimismo los de esta Suprema Corte en causas P. 92.143 y P. 117.659 (fs. 363).Argumentó que al omitir el tratamiento de los planteos añadidos durante el trámite del recurso, se estaría haciendo caer en letra muerta la oralidad en la revisión, alterando lo normado por el art. 458 del Código Procesal Penal y haciendo que la defensa deba limitarse a reiterar lo manifestado por el recurrente por escrito, ya que nada más puede decir o hacer (fs. 364).Se preguntó cuál sería el sentido de dotar a toda una estructura de defensa pública ante un gran tribunal como el de Casación, si nada de lo que pueda hacer o decir a favor del condenado se va a considerar o contestar siquiera.2. Coincido con la Procuración General en que el recurso es improcedente. Es sabido que "... para determinar la validez de una interpretación, debe tenerse en cuenta que la primera fuente de exégesis de la ley es su letra ... a la que no se debe dar un sentido que ponga en pugna sus disposiciones, sino el que las concilie y conduzca a una integral armonización de sus preceptos" (C.S.J.N. Fallos 313:1149 y 327:769). En la misma línea, ha dicho la Corte federal que "... la inconsecuencia o la falta de previsión no se suponen en el legislador y por esto se reconoce como principio que las leyes deben interpretarse siempre evitando darles un sentido que ponga en pugna sus disposiciones, destruyendo las unas por las otras, y adoptando como verdadero el que las concilie y deje a todas con valor y efecto" (Fallos 300:1080; 301:460, S.750.XLV; entre otros).La interpretación que propone el funcionario recurrente no sigue esta regla básica, pues hace que la parte final del art. 451 del Código Procesal Penal deje sin efecto lo que prescribe su primera parte.En efecto, la norma citada dice que "[v]encido el plazo de interposición, el recurrente no podrá invocar otros motivos distintos [de agravio], sin perjuicio de las garantías constitucionales vigentes". Según la defensa esto significa que las "garantías constitucionales" mencionadas en la última parte de ese texto son las que aseguran una revisión amplia de la condena, por lo que el Tribunal de Casación debe hacer caso omiso a lo que dice la primera parte, y admitir los "nuevos motivos" que la defensa haya olvidado incorporar al recurso, que son los que la misma norma dice que no se pueden agregar. Es decir, la "salvedad" del último tramo del artículo cubriría toda la extensión de la regla. Según esta idea, la revisión "amplia" debería ser entendida como revisión de lo extemporáneo.Se trata entonces de un ejemplo claro de una interpretación que pone a una parte del artículo en pugna con otra. O en otras palabras, que el último tramo del art. 451 citado quitaría de sentido a la primera parte. Al exponer su entendimiento del artículo, la defensa no explica qué efecto -siquiera limitado- la asigna a la prohibición de añadir "nuevos motivos".Estimo que existe una interpretación que armoniza las distintas partes de la norma y que da efecto a cada una de ellas. Evidentemente, debe haber agravios que si son omitidos en el recurso de casación y ya existían al interponerlo, no se pueden incorporar después. Es que si no -como vimos- la salvedad deja de serlo, y pasa a ser la regla. Si como fruto de una reflexión tardía la defensa advierte que pudo haber cuestionado tal o cual prueba, o controvertido la interpretación de alguna figura delictiva, no puede remediar esa inadvertencia con posterioridad. Esta regla es severa, pero necesaria para mantener un cierto orden en las causas. No puede la parte ir desgranando objeciones según el momento en que se le van ocurriendo, y eso no cambia por el hecho de que la defensa esté integrada por diversos funcionarios.Por cierto, la salvedad añadida al art. 451 del Código Procesal Penal (texto según ley 13.812), también tiene su campo de acción. Si la parte que recurre ante Casación descubre -luego de presentar su recurso- que ha omitido una cuestión de carácter constitucional entonces puede señalarla en una oportunidad posterior, y el tribunal tratarla, cosa que también puede hacer oficiosamente en beneficio del imputado, como ya lo admitía el art. 435 del Código Procesal Penal. Cabe advertir que esa cuestión constitucional debe ser directa e inmediata (pues todo asunto puede de modo indirecto relacionarse con alguna disposición de la ley de leyes), y no ser la simple reedición de planteos reiteradamente rechazados.La Casación estimó que las objeciones se referían a la interpretación de normas de derecho común (ver fs. 346). El recurrente no se ha ocupado de rebatir ese fundamento. Más todavía, ni siquiera dice cuáles serían a su juicio las cuestiones de directo carácter constitucional que la Casación omitió tratar. Es que como ya vimos, interpreta erróneamente que todo asunto -no importa su naturaleza- quedaría cubierto por la salvedad del art. 451 del Código Procesal Penal. A su vez, eso hace que su recurso sea...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR