Por el alto costo argentino, el Gobierno quiere regular las tarifas en los puertos

 
EXTRACTO GRATUITO

Entrar un gran barco con combustible o con insumos para la industria nacional al puerto local o sacarlo de allí con exportaciones cuesta en la Argentina el doble que en Chile o en Bélgica, e incluso puede llegar a valer el triple que en Estados Unidos.

Con el objetivo de reducir el elevado costo argentino, el Gobierno se apoya en un oxímoron: para eliminar una posible cartelización y buscar más competencia pretende regular los precios de los servicios públicos de practicaje y pilotaje.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) recomendó ayer a la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables y a la Armada establecer tarifas máximas de esas actividades y servicios vinculados de acuerdo con estándares internacionales (con actualización periódica), hasta "que pueda existir competencia", según comentó ayer en conferencia de prensa el presidente de la CNDC, Esteban Greco, acompañado por el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el secretario de Comercio, Miguel Braun, y el subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Jorge Metz.

La presencia en la mesa de Metz, una de las partes a las que apuntaban las recomendaciones de la CNDC, implica prácticamente que, más allá de consejos, la recomendación de la Comisión son líneas de acción que el Gobierno pondrá en marcha antes de octubre, "al final de la cosecha gruesa", según confirmó Metz.

Hasta los 90, los servicios de pilotaje y practicaje los brindaba la Prefectura. En esa década se privatizaron. "No estuvo bien regulado ni funcionó la competencia", calificó Greco. Según el estudio hecho por la CNDC, estos servicios tienen hoy problemas como "falta de competencia, barreras de entrada al mercado y presunta subordinación de la prestación de otros servicios portuarios". Incluso el sector, confirmó Greco, está bajo investigación por supuesta cartelización.

De la misma manera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA