Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 9 de Marzo de 2022, expediente CNT 097998/2016/CA001

Fecha de Resolución 9 de Marzo de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL

TRABAJO - SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA NRO 97.998/2016/CA1

AUTOS: “A.L.S. C/ ASCENSORES SERVAS

S.A. S/ DESPIDO”

JUZGADO NRO. 50 SALA I

En la ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la fecha de registro que figura en el Sistema LEX 100, la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, procede a dictar sentencia en la causa del epígrafe y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. G.A.V. dijo:

  1. El Señor Juez a quo hizo lugar a la demanda orientada al cobro de indemnización por despido y otros créditos laborales. Para así decidir, luego de valorar las pruebas producidas y los antecedentes del caso, concluyó que la demandada no acreditó los requisitos previstos en el artículo 247 de la L.C.T. para justificar el despido y admitió las indemnizaciones dispuestas en la ley 20.744 (artículos 232, 233 y 245 de la L.C.T.), las multas establecidas en los artículos 80 de la L.C.T. y de la ley 25.323, los salarios por los días del mes de marzo de 2016, el SAC, las vacaciones proporcionales y las horas extras reclamadas.

    Tal decisión es apelada por ambas partes a tenor de los agravios formulados los días 8 y 10 de marzo del 2021. La parte actora contestó la queja de la demandada con fecha 12.03.2021. Por su parte, el perito contador objeta los honorarios que le fueron regulados por estimarlos bajos (v. presentación virtual de fecha 07.03.2021).

  2. Llega firme a esta instancia que la actora, L.S.A., ingresó a trabajar para ASCENSORES SERVAS S.A., el día 17.07.2012 y que la relación laboral finalizó por decisión de la Fecha de firma: 09/03/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    demandada de fecha 30.03.2016, a través de la misiva cursada en estos términos: “Por falta de trabajo no imputable a la empresa, prescindimos de sus servicios a partir de la fecha. Liquidación final y certificación de servicios a su disposición. Queda usted notificado”.

  3. La accionada se agravia por la procedencia de la demanda.

    Sostiene que mediante la prueba testimonial demostró la crisis que sufrió la empresa y que motivara el despido de la actora. Cuestiona el rubro “horas extras” puesto que, a su entender, no existió una acreditación terminante,

    asertiva y concordante de la existencia de horas suplementarias en las declaraciones de los testigos de la parte actora. Aduce que no corresponde aplicar la presunción prevista en el artículo 55 de la L.C.T.

    Con respecto a la indemnización reclamada, la sentencia de origen debe confirmarse. Es que la quejosa pasa por alto que las argumentaciones que brindó para despedir no son encuadrables en el articulo 247 LCT ya que la persona trabajadora es ajena al riesgo empresario, como lo pudo constituir una caída de ventas por la retracción de determinado sector de la actividad económica por efecto de la recesión. Estas circunstancias no produjeron la imposibilidad del cumplimiento del contrato de trabajo que contempla la citada previsión normativa. De manera que las pruebas que invoca la quejosa para pretender limitar su responsabilidad no son relevantes para descalificar el fallo de origen. Es que, como lo ha dicho la jurisprudencia:

    Tanto la fuerza mayor como la falta de trabajo constituyen circunstancias sobrevinientes de ineficacia funcional de un contrato, que afectan a su objeto, ya que, por efecto de circunstancias externas, no imputables al empleador, éste se encuentra imposibilitado, temporal o perdurablemente, de ocupar al trabajador. Por ello, las circunstancias relativas a la rentabilidad de las empresas, frustratorias de las expectativas de sus titulares, no configuran la excusa limitativa de la carga indemnizatoria. La caída del nivel de ventas,

    o la de los requerimientos de servicios o trabajos por parte de terceros, son vicisitudes previsibles respecto de cualquier emprendimiento, que sólo el Fecha de firma: 09/03/2022

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    29164371#318913391#20220307121921575

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL

    TRABAJO - SALA I

    empresario debe asumir, a título de riesgo de empresa. El éxito o el fracaso de la explotación inciden únicamente en la esfera del empresario y resultan ajenos a las previsiones del art. 247 LCT

    (CNAT, sala VIII, Expediente 22104/02. SD 32035, Sentencia del 26.08.2004. "Carrera, A.c.G.M.S. y otro s/despido", elDial.com - ALAAB). En esa misma línea de ideas se sostuvo, con términos que comparto, que: “Las vicisitudes del mercado, incidentes en el riesgo de la empresa, en cuanto frustrantes de las expectativas tenidas en cuenta al organizar la empresa,

    son ajenas al art.247 LCT, ya que no inciden sobre el objeto del contrato. La tantas veces repetida afirmación de que, así como el trabajador no participa de los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR