Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala C, 10 de Diciembre de 2019, expediente CIV 094465/2011/CA003

Fecha de Resolución10 de Diciembre de 2019
EmisorCamara Civil - Sala C

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA C CIV 94.465/2011 - JUZG. N°48 En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los días del mes de diciembre de 2019, reunidos en acuerdo los señores jueces de la S. “C” de la Cámara Civil, para conocer en los recursos interpuestos en los autos “ALTAMIRANDA, JUAN ORLANDO Y OTRO C/ TRANSPORTE LOPE DE VEGA S.A.C.

  1. Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC.TRAN. C/LES. O MUERTE)” (Expte.

n°94.465/2011), respecto de la sentencia corriente a fs. 373/388, el Tribunal estableció

la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo, resultó que la votación debía efectuarse en el orden siguiente: S.. Jueces de Cámara Dres.

Trípoli, Converset y D.S..

Sobre la cuestión propuesta el Dr.

Trípoli dijo:

Antecedentes

El accidente de tránsito por el que se reclama ocurrió el día 17 de mayo de 2011, en la intersección de la calle Central y 600 de la localidad de Laferrere, Provincia de Buenos Aires. Un ómnibus de la línea N.. 91, interno N.. 534, propiedad de Transporte Lope de Vega S.A.C.I y conducido por G.E.N., se subió a la vereda y arrolló a la Sra. M.A.V., Fecha de firma: 10/12/2019 Alta en sistema: 12/12/2019 Firmado por: O.L.D.S., Juez de Cámara Firmado por: J.M.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: PABLO TRIPOLI, JUEZ DE CAMARA #12216974#251589389#20191204141345605 ocasionándole lesiones que provocaron su fallecimiento.

La sentencia de primera instancia, obrante a fs. 373/388, hizo lugar a la demanda de daños y perjuicios interpuesta por R.B.A. y J.O.A., quien oportunamente se presentó por su propio derecho y en representación del menor B.H.A. –adquirió la mayoría de edad durante la tramitación del proceso; ver fs.

302–, contra Transporte Lope de Vega S.A.C.I y Argos Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros, esta última en los términos del art. 118 de la ley 17.418.

En consecuencia, condenó al demandado a pagar a la primera la suma de $648.000 –

comprensiva de $480.000 por daño moral y $168.000 por daño y tratamiento psicológico–, al segundo la de $527.000 –comprensiva de $440.000 por daño moral y de $87.000 por daño y tratamiento psicológico– y al tercero la de $742.000 –comprensiva de $300.000 por valor vida, de $280.000 por daño moral y de $162 por daño y tratamiento psicológico–, con más los intereses establecidos en el considerando XIV y las costas del proceso.

Contra el referido pronunciamiento se alzan únicamente la empresa de transportes demandada y su compañía aseguradora citada en garantía, quienes expresaron agravios a fs.

428/429, cuyo traslado fue contestado por los actores a fs. 431/434.

Fecha de firma: 10/12/2019 Alta en sistema: 12/12/2019 Firmado por: O.L.D.S., Juez de Cámara Firmado por: J.M.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: PABLO TRIPOLI, JUEZ DE CAMARA #12216974#251589389#20191204141345605 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA C

  1. Los agravios:

    Los agravios de la parte demandada y citada en garantía giran a las partidas indemnizatorias valor vida, daño moral, daño psíquico y tratamiento psicológico.

    No hay discusión en orden a que este caso, como lo decidiera el Sr. Juez de la anterior instancia, debe juzgarse de acuerdo al sistema del anterior Código Civil- ley 17.711, interpretado, claro está, a la luz de la Constitución Nacional y de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos ratificados por nuestro país porque así lo impone una correcta hermenéutica y respeto a la supremacía constitucional.

  2. El análisis de los agravios:

    1. Valor vida a favor de B.A.:

      El Sr. Juez a quo reconoció la suma de $300.000 a B.H.A. en concepto de valor vida.

      La parte demandada y la citada en garantía critican dicha suma por considerarla elevada. En efecto, sostienen que “…la occisa sólo convivía con su nieto, era jubilada y llevaba una vida sencilla…” (ver fs. 428), por lo que mal podía ayudar económicamente a su familia al ser viuda y pensionada. Agregan que al haberse hecho cargo de un nieto, descendiente de una hija fallecida y sin padre, lo más probable es que los coactores –sus otros Fecha de firma: 10/12/2019 Alta en sistema: 12/12/2019 Firmado por: O.L.D.S., Juez de Cámara Firmado por: J.M.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: PABLO TRIPOLI, JUEZ DE CAMARA #12216974#251589389#20191204141345605 hijos–, todos mayores y con familias a su cargo la ayudaran (ver fs. 428).

      Además, señalan que debe tenerse en cuenta que cuando se produjo el fallecimiento de su abuela el nieto tenía 14 años de edad.

      Por último, indican que no queda claro cuál fue el parámetro que se utilizó en la instancia anterior para indemnizar.

      En el caso no se encuentra cuestionada la procedencia del rubro en cuestión, pues la queja se limita a su valuación.

      Ahora bien, en la sentencia apelada se señaló que se encontraba probado que mientras el coactor B.A. convivió con su abuela M.A.V. dependía económicamente de ella (ver fs. 385vta.), tal y como resulta de los testimonios de V.L.O., E.A.M. y E.I.Z..

      La primera a fs. 175 declaró que M.V. se cuidaba porque tenía al coactor a su cargo. Asimismo, dijo que era jubilada y que llevaba una vida normal.

      El segundo a fs. 176 se manifestó en el mismo sentido que la testigo O. y agregó

      que la Sra. V. no caminaba con dificultad y que B., luego del fallecimiento de su abuela, tuvo que intensificar el tratamiento psicológico que realizaba por haber crecido sin sus padres.

      A fs. 178/179 la Sra. Z. afirmó

      que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR