Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 15 de Junio de 2023, expediente CNT 094656/2016/CA001

Fecha de Resolución15 de Junio de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

SALA VIII

Expte. N.º CNT 94656/2016/CA1

JUZGADO Nº 73

AUTOS: “ALMADA RAMIREZ, N.A. Y OTROS C/ REGGIANI,

EZEQUIEL JORGE Y OTRO S/ DESPIDO”

En la Ciudad de Buenos Aires, a 1os 15 días del mes de junio de 2023, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado, proceden a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR V.A.P. DIJO:

  1. La sentencia de grado, que hizo lugar a la demanda instaurada por N.A.A.R., D.S.C. y S.E.F., en procura del cobro de diversos créditos de naturaleza laboral, viene apelada por E.J.R., conforme su memorial recursivo, que se encuentra digitalizado en el sistema Lex 100 y que no mereció

    réplica de la parte actora.

    Por su parte, la Sindicatura de la codemandada Instituto de Asistencia Privada, cuestiona la regulación de honorarios formulada en favor de todos los profesionales intervinientes, por considerarlas elevadas.

  2. Principalmente, el accionado cuestiona la valoración fáctica jurídica efectuada por la Sra. Jueza de primera instancia, que tuvo por acreditado el vínculo de trabajo denunciado en la demanda, al haber determinado que él era el verdadero empleador de las actoras y que la codemandada Instituto de Asistencia Privada era una interpósita persona, configurándose la situación prevista en el Art.29 LCT. Por iguales fundamentos cuestiona la procedencia de la multa prevista por el art. 2, ley 25.323 y la obligación de entregar las certificaciones previstas por el Art.80 LCT.

  3. Considero corresponde hacer lugar a la queja, me explico.

    Fecha de firma: 15/06/2023

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA 1

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

    SALA VIII

    Expte. N.º CNT 94656/2016/CA1

    De conformidad con la carga impuesta en el artículo 377, CPCCN, correspondía a las accionantes acreditar la veracidad de la afirmación de que el Sr. R. era su real empleador, extremo que no se verifica en la presente.

    Examinados que fueran los testimonios obrantes en autos, a la luz de las reglas de la sana crítica (arg. arts. 90 de la LO y 386 del CPCCN), no logran generar convicción sobre que el codemandado R. hubiera sido el real empleador de Córdoba, F. y A.R. o que se hubiera beneficiado personalmente de su fuerza de trabajo, interponiendo a la demandada Instituto de Asistencia Privada -conforme lo prevé el art. 29 LCT-.

    Digo esto dado que la testigo O., compañera de las accionantes, solo conoce al codemandado de nombre y por comentarios de compañeros; por su parte la declaración de P.N. (ver h. 5), luce contradictoria, en tanto afirmó haber visto a Reggiani una sola vez y que “en teoría” las ordenes las daba él.

    Por último A.M. y M.J., refirieron que R. era el dueño de la clínica y que lo sabían porque “se decía”.

    He sostenido (autos “H., P.A. vs. Jumbo Retail Argentina S.A. s.

    Diferencias de salarios”, CNAT, Sala VIII, SD del 24/02/2016), que la regla de la sana crítica impone una valoración profunda y meticulosa del material probatorio colectado en el expediente, concatenándolo entre sí y extrayendo, a partir de ello, conclusiones válidas. En lo que atañe a la prueba testimonial, su fuerza probatoria dependerá de la circunstancia de que los testigos proporcionen la razón de sus dichos, es decir suministren las circunstancias de modo,

    tiempo y lugar que les permitieron tomar conocimiento de lo que narran y de su corroboración con las demás pruebas producidas, sin perjuicio de su cotejo con el relato efectuado por la contraparte proponente, en cada uno de los escritos introducidos del proceso.

    La posibilidad de probar un hecho, con testigos, constituye una contingencia que debe asumir la parte proponente, lo que no implica someterla injustamente, ni en violación del principio in dubio pro operario y del orden público laboral. La decisión de demandar debe ser precedida por una evaluación técnica de los elementos con que se cuenta, para acreditar los hechos respecto de los cuáles existirá, presumiblemente, controversia.

    Debe tenerse en cuenta que los testigos deben ser prescindentes o extraños al conflicto sobre el que declaran, ya que en la medida en que, de alguna manera, la resolución que se dicte pueda tener incidencia en su situación personal, dejarán de ser terceros ajenos a las partes.

    Fecha de firma: 15/06/2023

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA2

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

    SALA VIII

    Expte. N.º CNT 94656/2016/CA1

    Con estas premisas, analizados estos testimonios -que tienen juicio pendiente con los demandados-, a la luz de los principios de la sana crítica, no me resultan de suficiente fuerza convictiva (art. 90, L.O.).

    A su...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR