Alimentos contaminados: más del 40% de las víctimas son menores de cinco años

 
EXTRACTO GRATUITO

¿Cuán seguro es lo que comemos? Esto es lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone pensar hoy sobre una cadena de producción, transporte y consumo acechada por microbios y sustancias químicas causantes de más de 200 enfermedades transmitidas a través del agua y los alimentos contaminados. Más del 40% de las víctimas son menores de 5 años.

"Un problema local de seguridad alimentaria se puede transformar rápido en una emergencia internacional. La investigación de un brote causado por el consumo de alimentos contaminados es mucho más complicada cuando un plato o una comida envasada contienen ingredientes de distintos países", aseguró Margaret Chan, directora general de la OMS, durante los preparativos de este Día Mundial de la Salud.

Con el eslogan "De la granja al plato, alimentos seguros", se busca llamar la atención a los gobiernos, los productores, los distribuidores y hasta los consumidores de la importancia de asegurar la inocuidad de la comida que llega a cada mesa. "A menudo se necesita una crisis (o un brote) para despertar la conciencia colectiva de la seguridad de los alimentos y tomar medidas para dar una respuesta seria", indicó Kazuaki Miyagishima, director del Departamento de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la OMS.

"El impacto de esa crisis en la salud pública y las economías puede ser enorme -agregó-. De modo que hay que implementar políticas duraderas para garantizar la aplicación de las normas, los controles y el funcionamiento de las redes adecuados para prevenir los riesgos para la salud."

Las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) son, para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), "uno de los grandes desafíos" de las Américas. "Es muy alta la subnotificación de las ETA. No tenemos un panorama exacto de lo que ocurre", señaló a LA NACIÓN el representante de la OPS en Panamá, Enrique Pérez Rodríguez.

Por vía telefónica, dio algunos ejemplos -los pocos disponibles en la región- de los costos de las enfermedades que transmiten parásitos, virus o bacterias, como la Escherichia coli, que causa el síndrome urémico hemolítico (SUH), una infección subinformada en nuestro país, como dio cuenta LA NACIÓN el año pasado, o la Salmonella, entre otras.

"En los Estados Unidos saben que una de cada seis personas sufre de una ETA y que eso se traduce, anualmente, en 48 millones de casos, 120.000 hospitalizaciones y 3000 muertes que le cuestan al sistema de salud unos 78 millones de dólares por año. Este tipo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA