Gobierno de la Alianza. Disolución de la Alianza. Surgimiento del ARI y RECREAR (1999-2003)

Autor:Alberto R. Dalla Via
Páginas:167-170
 
EXTRACTO GRATUITO

Mesas de votación en la Caja de Ahorro Postal, 7 de julio de 1963.

(Fotografía en Documento Pdf)

Page 167

El 24 de octubre, la Alianza triunfó 18 con la fórmula de la Rúa-Álvarez. El Justicialismo se presentó con Duhalde- Ortega, y Domingo Cavallo con su partido Acción por la República fue acompañado como candidato a vicepresidente por el ex ministro de trabajo de Carlos Menem, Caro Figueroa.

El 10 de diciembre de 1999 asumió el binomio presidencial de la Alianza. Esta coalición no contaba con mayoría propia en el Senado, y en Diputados existía una fragmentación política considerable; a su vez, la mayoría de las provincias se encontraban en manos de la oposición justicialista.

En medio del conflicto por la sanción de la reforma laboral, hecho que provocó denuncias por casos de "soborno a los senadores", el vicepresidente Carlos "Chacho" Álvarez renunció a su envestidura.

Con la dimisión de "Chacho" Álvarez, el gobierno perdió fuerza y a esto se le sumó una profunda crisis económica.

A raíz del modelo económico y político llevado adelante por el Presidente y su entorno, un sector del FREPASO y del radicalismo liderado por Elisa Carrió, que ya desde el "Pacto de Olivos" manifestaba su postura contraria, se alejó del partido y formó primero un bloque parlamentario disidente y luego, en diciembre de 2000, concretó una alianza electoral, Argentinos por una República de Iguales (ARI), que se presentaría en los comicios de 2001 junto con el socialismo como Alternativa para una República de Iguales.

En marzo de 2001, el ministro de Economía José Luis Machinea es sucedido por Ricardo López Murphy, quien a las dos semanas de asumir el cargo se alejó del ministerio, ocupando su lugar Domingo Cavallo, con los llamados "superpoderes". El nuevo ministro implantaría diversas medidas de "ajuste".

Page 168

La elección legislativa de octubre de 2001, con una participación de menos del 75% y un voto en blanco o nulo del 15%, mostró una fuerte fragmentación política y una disminución en el caudal electoral de la Alianza, mientras que los partidos de izquierda mostraron un crecimiento. El justicialismo logro mantener mayoría absoluta en la Cámara Alta y en Diputados pasó a ser la primera fuerza: triunfó en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, La Rioja, Misiones, Mendoza, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán; por su parte la Alianza se impuso en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA