Hay alerta por la falta de agua para los cultivos de la zona núcleo

 
EXTRACTO GRATUITO

La ilusión de los productores con el anuncio de lluvias del viernes pasado duró poco: el núcleo agrícola recibió sólo precipitaciones aisladas que dificultan aún más la siembra de soja y maíz. Pese a las inundaciones que afectaron la región pampeana, especialistas del INTA afirmaron a LA NACION que la falta de lluvias comenzó a ser un problema en los últimos seis meses, ya que gran parte de la región pampeana está recibiendo agua por debajo de lo normal.

Carlos Di Bella, director del Instituto de Clima y Agua del INTA, organismo que ayer cumplió 61 años, explicó: "La sequía no empezó ahora, comenzó hace meses. Mientras que en la región pampeana había problemas de excesos, también había gente que sufría déficit de agua. El mapa de precipitaciones de noviembre tiene entre 50 y 60 mm menos de agua que el de noviembre histórico en gran parte de la región pampeana".

Según datos del INTA, el fin de semana se registraron 50 mm en el norte de Santa Fe y en el centro sudoeste de Santiago del Estero, pero en otras localidades de la región pampeana cayeron muy pocos milímetros, que no alcanzaron para aliviar la preocupación de los productores por la siembra. Di Bella insistió en que las lluvias por debajo de lo normal se vienen dando desde hace seis meses. "En septiembre, octubre y noviembre, por ejemplo, se dieron promedios históricos inferiores a la media para ese mismo período", afirmó.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) confirmó que el sistema frontal frío del fin de semana pasado provocó lluvias muy desparejas y que diciembre arrancó "dando por el suelo con las expectativas de normalizar la situación hídrica y volver rápidamente a las tareas de siembra". En la entidad explicaron que el 70% de la región núcleo recibió menos de 10 mm, el 60% de toda la zona recibió menos de 5 mm y no hay pronóstico de lluvias para los días que vienen. "El clima dio muestra de que el patrón de lluvias ha cambiado. Para los próximos dos meses será difícil que los montos de lluvias alcancen las expectativas", informaron.

Esto no alcanza para destrabar las tareas de siembra pendientes -confirma el informe-. "Hasta el jueves pasado faltaban 95.000 hectáreas de soja de primera y 880.000 hectáreas de segunda, ambos cultivos en suspenso por la falta de agua. A esto se suman 200.000 hectáreas, también pendientes, entre maíces tardíos y de segunda".

"Estamos a días de comenzar el período más exigente de los maíces tempranos, el 10% de los cuadros...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA