Alejandro Bunge: 'No hemos modificado los motivos de nulidad matrimonial, sólo agilizamos el proceso'

Es el especialista argentino en Derecho Canónico más cercano al papa Francisco. Y el pasado 20 de septiembre, junto a once especialistas de todo el mundo, el padre Alejandro Bunge recibió el encargo de trabajar en uno de los desafíos más delicados que enfrenta la Iglesia hoy, la urgencia de aggiornar la actitud frente a la realidad cambiante de la familia actual.

En la idea de la Iglesia como un "hospital de campaña" que impulsa Francisco, el padre Bunge incluye a los matrimonios que piden la nulidad entre los que necesitan la "terapia intensiva" de ese hospital, y que por lo tanto se buscar ahora ofrecerles una atención "más ágil y sencilla".

-Con las nuevas disposiciones ¿hubo algún cambio en las causas de nulidad matrimonial aceptadas por la Iglesia?

-No. El encargo que recibimos fue sólo la reforma del proceso de nulidad para hacerlo más ágil y sencillo.En realidad hace mucho tiempo que los pontífices no modifican los motivos de nulidad.

-¿Cómo trabajaron a lo largo de estos meses?

-Éramos doce especialistas de todo el mundo. El presidente de la comisión era el decano de la rota romana. Desde septiembre hasta julio, que le entregamos el informe al Papa, nos reunimos 17 veces. La verdad es que no nos costó mucho ponernos de acuerdo porque lo que nos había pedido el Papa era ver la forma de agilizar los procesos y si surgía una idea que era mejor que la propia, enseguida adoptábamos esa propuesta.

-Estos días se habla mucho de la incomodidad de los sectores conservadores con los cambios que impulsa el Papa. ¿Ustedes experimentaron esa presión?

-La verdad que no. Nosotros no hemos tenido ninguna presión. Siempre tuvimos los oídos bien abiertos para escuchar a quienes nos fueron acercando sus propuestas, pero trabajamos con mucha libertad. Y nuestro trabajo fue presentado al Papa quien a su vez consultó a otros expertos antes de promulgar estos cambios.

-Los conservadores dicen que muchos de estos cambios "relajan" las normas de la Iglesia sobre el matrimonio...

-Acá no hubo ningún relajamiento de las normas. El nudo del proceso sigue siendo el mismo, descubrir la verdad sobre la existencia o no de un vínculo matrimonial. Y eso sigue sin cambios. Insisto, no modificamos ninguno de los motivos de nulidad matrimonial. Sólo agilizamos el proceso.

-Con los dos sínodos sobre la familia, el perdón para las mujeres que abortaron y ahora estos cambios sobre la nulidad matrimonial, es evidente la búsqueda de la Iglesia de acercarse más a las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba