Alejandro Bulgheroni: 'Si tuviera menores costos, podría generar más trabajo'

 
EXTRACTO GRATUITO

Alejandro Bulgheroni demora el inicio de la entrevista casi hasta que llega el café. Sin impaciencia, lo reclama varias veces. Posiblemente es un gusto de su ascendencia italiana, aunque con los años dejó la versión tradicional por la descafeinada. Luego comienza con una serie de definiciones como nunca, sin la mordaza tácita que muchos empresarios se colocaron en el kirchnerismo. Al final de la charla exclusiva con LA NACION explica esa situación. Dice que, tras la salida del kirchnerismo, ya no es un hombre prohibido, porque el ex presidente le había cerrado la puerta por una charla tensa en 1998, cuando una de las crisis del petróleo derivó en una reducción de las inversiones en Santa Cruz, la provincia que gobernaba.

Bulgheroni es chairman del grupo Bridas, cuyos mayores negocios son la petrolera Pan American Energy (es socia de la británica BP y la china Cnooc), la segunda entre las mayores productoras de crudo del país, detrás de YPF, y en Axion (allí la sociedad es sólo con la empresa asiática), dedicada a la refinación y producción de combustibles.

El empresario es la cabeza de la mayor fortuna familiar de origen argentino (los Rocca, dueños de Techint, nacieron en Italia) y es el inversor privado más grande en petróleo del país. Sobre esos pergaminos, una de sus frases toma mayor relevancia: "Estamos tratando de buscar una solución que consiste en dar mayor cantidad de trabajo, pero más competitivo", resume.

-¿Es viable la producción de petróleo en el golfo San Jorge con un barril de US$ 55?

-Sí, es viable, si además tenemos en cuenta otras cosas que hacen al costo argentino. Nosotros somos más caros para operar en muchas cosas que otros países del mundo. Hace muchos años, cuando tenía una compañía de perforación, me discutían el precio. Yo les decía que no me pagaran en dólares o en pesos, sino en camionetas, para decir un producto terminado. Porque la camioneta tiene el costo argentino, lo paga todo el mundo y nadie protesta. Pero sí protestan por el precio del petróleo.

-¿Cuáles son las tres o cuatro cosas que más influyen en el costo que critica?

-La mano de obra, la productividad de la mano de obra, los caños y muchas cosas importadas. Ahora no sé qué va a pasar, pero antes venía el tornero de la esquina, que decía que hacía tal o cual aparato, y te ponía impedimentos [por la decisión del gobierno de Cristina Kirchner] para importar, y cobraba lo que quería. Otro día se le ocurría hacer un equipo más importante y volvía a pasar lo mismo.

-¿Hoy se puede...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA