El dólar blue alcanza otro récord y se agranda al 75% la brecha con la cotización oficial

 
EXTRACTO GRATUITO

En el marco de lo que parece ser una nueva y sostenida corrida contra el peso, los valores del dólar que se pactan más libremente en el mercado marcaron ayer nuevos récords y estiraron de 30 a 170% la brecha que los separan del nivel al que se mantiene fijado el tipo de cambio oficial ($ 8,4030 el mayorista, $ 8,42 el testimonial minorista).El piso de la brecha lo marca la distancia del 30% promedio que el dólar paralelo ya le sacó a la versión "turista": para la venta (marcando un nuevo récord tras subir 1,7%), frente a los $ 11,73 del "turista" ($ 8,42 del oficial más el recargo del 35% que aplica el Gobierno en concepto de anticipo impositivo).El techo de esa banda quedó establecido por la enorme diferencia que el mismo paralelo ($ 14,72) le sacó al valor en pesos que recibe el productor sojero por cada dólar exportado (en torno a $ 5,47), tras descontarle al valor del oficial la retención del 35 por ciento.En medio se encuentra el trecho que separa al oficial del paralelo, que desde ayer se ubica en torno al 75%, para volver a niveles que no alcanzaba, precisamente, desde los días previos al salto devaluatorio que el Gobierno convalidó a fines de enero.Estas diferencias entre cotizaciones explican la reticencia que vienen mostrando los exportadores (especialmente, los del complejo cerealero-sojero) para liquidar en el mercado las divisas que generan esas operaciones.Son datos y experiencias que aumentan las semejanzas entre la coyuntura que enfrentan las economías de la Argentina y Venezuela: el subyacente común es el marcado deterioro en el nivel de sus respectivas reservas (el BCRA resignó unos US$ 1500 millones en los últimos 40 días), pese a largos años de amplias ganancias en sus términos de intercambio."Súmele a ello la presentación del proyecto de presupuesto 2015, que si algo deja en claro es que el Gobierno no tiene previsto atacar ninguno de los desequilibrios que llevaron a la economía a la recesión actual", apuntó un operador para explicar por qué esas expectativas parecen haberse realimentado ayer.La confianza en la salud del peso quedó en jaque luego de que el Gobierno incurriera en un nuevo default en el pago de la deuda, a fines de julio. Si bien fue un evento "selectivo" (si se confirman las previsiones, esta semana la justicia de Nueva York puede dejarlo reducido a la deuda emitida bajo legislación de Estados Unidos, es decir, apenas unos US$...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA