Otra señal de aislamiento e ilegalidad

 
EXTRACTO GRATUITO

La única guerra que Cristina Kirchner http://www.lanacion.com.ar/1577720-condena-la-onu-la-reforma-judicial-y-lanza-una-grave-advertencia, la organización más poderosa de la comunidad internacional.Rotos los lazos con aliados históricos y estratégicos, en el momento de mayor aislamiento de la Argentina desde 1983 y con la paciencia agotada en muchas capitales, el duro documento de la ONU sobre la reforma judicial se convirtió en paradigma y símbolo. Sirve para medir la amplitud de la soledad y para establecer hasta qué punto es ilegal una reforma que terminará borrando cualquier noción de http://www.lanacion.com.ar/1577902-amplio-respaldo-a-la-corte-para-reafirmar-la-independencia-judicialargentina.Al revés de lo que dice el furioso y rústico documento de réplica del gobierno argentino, la relatora especial de las Naciones Unidas, la brasileña Gabriela Knaul, demostró haber estudiado cada http://www.lanacion.com.ar/1577874-malestar-del-gobierno-por-la-insolita-critica-de-la-onu. Apuntó, con precisión, contra las dos reformas más importantes: la que cooptará al Poder Judicial para la corporación política reinante y la que convertirá a los argentinos en víctimas permanentes de su Estado.A esa tragedia democrática se llegará con la elección partidaria de los miembros del Consejo de la Magistratura y con las limitaciones de las medidas cautelares, que resguardaban a los ciudadanos de las decisiones de los gobiernos hasta la decisión definitiva de la Justicia.Esas decisiones son inconstitucionales, porque violan varios artículos de la Constitución argentina, tanto del viejo texto como del nuevo de 1994. La relatora Knaul agregó ahora que también son violatorias de varios artículos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que la Argentina ha suscripto. Knaul subrayó que la reforma judicial argentina "no respeta los estándares internacionales" de la necesaria independencia de los jueces. Idioma diplomático para decir que no es bueno que una democracia transforme en pobres empleados a sus jueces. Jueces que podrán ser nombrados, ascendidos, echados o sumariados según la coloratura política del poder que haya ganado la última elección presidencial.En los últimos 30 años de democracia, nunca la Argentina había sido reprendida de semejante manera por las Naciones Unidas. Una política exterior sin conducción y sin dirección, colocada al arbitrio de los humores presidenciales, logró que una organización tan influyente como cauta hasta lo insoportable se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA