'¿Y ahora, qué hacemos?'

 
EXTRACTO GRATUITO

La primera puja electoral fue en 1941, cuando el voto de los cinco grandes valía por tres. Ramón Castillo, hijo del presidente conservador, le ganó con 17 votos a Julio Noble (4) y a José de Grossi (1). La segunda fue en 1949, cuando Valentín Suárez goleó 17-2 a Juan Rey. En la tercera, en 1974, David Bracuto, presidente del campeón Huracán y médico de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), venció 17-12 a Juan Fiori (Jorge Propatto quedó con 1). Y en la cuarta, en 1991, el ex árbitro Teodoro Nitti, un osado, perdió 40-1 contra Julio Grondona. La próxima será la quinta puja electoral en una Asociación de Fútbol Argentino (AFA) que nació como tal en 1934 bajo la presidencia de Tiburcio Padilla, un médico y diputado de la Unión Cívica Radical (UCR). La AFA reconoce 1893 como año de fundación. Tiempos primero anglófilos del escocés Alexander Watson Hutton o aristocráticos de Florencio Martínez de Hoz. Años de la Argentine Football Association. Parecido a Argentine Fútbol SA, la empresa de Marcelo Tinelli que una década atrás colocaba jugadores principalmente en San Lorenzo y en River.

Así visto, lo del jueves pasado podría ser considerado un intento democratizador en la AFA, no obstante el papelito sobrante que convirtió en papelón la votación frustrada. Tinelli, ya no empresario, sino aspirante a presidente tras su gran gestión en San Lorenzo, afirmó que insistirá en su cruzada "renovadora" ante el oficialista Luis Segura. Quiere poner fin al continuismo de los 35 años de gobierno de Julio Grondona. A las "elecciones" que, según recordó el colega Oscar Barnade en Clarín, Grondona ganaba siempre por goleada: 35 de 35 votos de 1979, 30 de 30 en 1983, 31 de 31 en 1987, 41 de 40 en 1991, 40 de 40 en 1995, 41 de 41 en 1999, 40 de 40 en 2003, 44 de 46 en 2007 y 46 de 46 en 2011. Esta última, con tres clubes sin poder votar y el empresario de TV Daniel Vila sin poder entrar, pero autoanunciándose nuevo presidente en las puertas cerradas de la AFA. El intento democratizador del jueves se celebró en el predio de Ezeiza llamado Julio Humberto Grondona. El presidente eterno había sido velado en esa misma sala en 2014. Lo recordó su hijo, Julito Grondona, más grondonista que nadie. Votante de Tinelli.

El mismo día de la votación, el hombre al que todos, "seguristas" y "tinellistas", rinden homenaje, había sido señalado en un nuevo informe del FBI, como receptor de coimas en el escándalo sin fin de la FIFA. Bajo pedido formal de extradición, quedaron a su vez...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA