Agustín Barletti: 'China va a ser víctima de su propio sistema de gobierno y eso es lo que le va a impedir lograr el cometido'

Agustín Barletti presentó "El hambre del dragón. El plan de China para comerse el mundo"

Agustín Barletti es periodista, escritor y editor especializado en comercio exterior. Vive en Miami, Estados Unidos, desde hace más de diez años. Hace dos semanas visitó la Argentina para presentar su nueva obra El hambre del dragón. El plan de China para comerse el mundo , publicado por la Editorial de los Cuatro Vientos, en la 47° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. A esta última la antecede una decena de publicaciones, entre ellas, una novela histórica sobre la vida del presidente Arturo Illia, titulada Salteadores Nocturnos, y también un par de obras surgidas de dos aventuras personales: Malvinas entre brazadas y memorias y Hazaña en Gibraltar . Ambas están unidas por el deporte que le cambió la vida, tras haber llegado a pesar casi 100 kilos: la natación, disciplina a la que logra entrelazar con aspectos históricos y geográficos.

Pero esta vez lo convocó a escribir su preocupación por la insistencia de China de desafiar la supremacía occidental en varios puntos del planeta, incluida la Argentina . En diálogo con LA NACION, Barletti adelanta algunas puntas acerca del plan del "gigante asiático" para "comerse al mundo", al que al mismo tiempo advierte en declive relativo de poder.

Agustín Barletti, escritor y editor especialista en comercio exterior

—Eligió un título provocador. ¿Refleja la hipótesis desde la que parte o la conclusión a la que llega?

—Tiene que ver con la hipótesis desde la que partí y sobre la cual investigué durante más de tres años. La investigación me dejó más tranquilo porque la conclusión termina siendo diferente. Trato de mostrar que todavía estamos a tiempo y que China no lo va a lograr.

—¿Qué es lo que no va a lograr?

—Es imposible que un país que quiere conquistar el mundo, que en gran parte tiene valores occidentales y democráticos, lo logre por la autocracia propia que lo caracteriza. Su estructura interna choca con eso. Ellos van a ser víctima de su propio sistema de gobierno y eso es lo que les va a impedir que puedan lograr el cometido. Entonces, al final del libro hay un mensaje esperanzador.

—¿En qué consiste el "plan de comerse al mundo"?

—El plan de China es desembarcar con mucho dinero en todos los países del mundo. Hay algunos que son tierra más fértil, no tan desarrollados, o que no tienen acceso al préstamo convencional que puede haber en organismos multilaterales. Esa es carne de cañón. Y si el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR