Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala F, 16 de Octubre de 2020, expediente CIV 026259/2017/CA001

Fecha de Resolución16 de Octubre de 2020
EmisorCamara Civil - Sala F

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA F

AGUIRRE, M.V. C/ LOS LAGARTOS COUNTRY

CLUB S/ DAÑOS Y PERJUICIOS

EXPTE. Nº 26259/2017

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina a los . 16 días del mes de octubre de 2020, reunidos en acuerdo los S.. Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo C.il, S. “F”, para conocer en los autos del epígrafe, respecto de las cuestiones sometidas a su decisión, a fin de determinar si es arreglada a derecho la sentencia apelada.

Practicado el sorteo correspondiente resultó el siguiente orden de votación: S.. Jueces de Cámara Dres. GALMARINI.

ZANNON

  1. POSSE SAGUIER.

    A las cuestiones propuestas el Dr. G. dijo:

  2. La actora promovió demanda contra “Los Lagartos Country Club”, “Securitas Argentina S.A.” y en carácter de citada en garantía contra “Sancor Cooperativa de Seguros Limitada”, para obtener el resarcimiento integral de los daños y perjuicios padecidos en virtud del violento robo ocurrido en su casa de “Los Lagartos Country Club” con fecha 11 de febrero de 2014. Reclamó los siguientes rubros: a) daño directo (valor de reposición de los objetos robados); b) daño psicológico; y c) daño moral (fs. 70/83). Ante el requerimiento de que determine el monto del reclamo, a fs. 90 expresó que iniciaba la demanda por la suma de $529.000 o lo que en más o en menos surja de la producción de la prueba ofrecida en autos ($423.200 reparación de los objetos sustraídos por el robo; $52.900 por daño psicológico y $52.900 por daño moral). En el escrito inicial ya había solicitado que sobre los importes de las partidas reclamadas debían adicionarse los intereses correspondientes y la expresa imposición de costas (fs. 70 vta.).

    Adujo que “Los Lagartos Country Club” asume con respecto a sus socios la obligación de seguridad y si tercerizó el servicio de seguridad debió controlar la forma en que se prestaba el servicio y como -según el reclamante- no lo hizo, concluye en que su responsabilidad es objetiva y solidaria, para lo cual invoca el art. 40 de la ley 24.240.

    Fecha de firma: 16/10/2020

    Firmado por: J.L.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: EDUARDO ANTONIO ZANNONI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: F.P.S., JUEZ DE CAMARA

    Con respecto a la empresa de seguridad, sostuvo que el contrato se asienta sobre la idea de protección e inmunidad,

    destacando que se fundamenta en el compromiso asumido y el resultado que se pretende es mantener indemne a personas y bienes resguardados, por lo que la empresa debe brindar un servicio organizado,

    eficiente y seguro, y existe una falla cuando hay incumplimiento de dichas características esenciales. Consideró que en la causa penal que cita, se tuvo por acreditada una gravísima falla de la seguridad en el acceso al country Los Lagartos, destacando que de la causa penal surge que los malvivientes procedieron a robar en tres casas, a mano armada, a plena luz del día, sin que ello fuera detectado por el personal de seguridad que constantemente vigila el interior de dicho club.

    En su respuesta a la demanda “Securitas Argentina S.A.” invocó el contrato de locación de servicios que adjunta, alegando que contrariamente a lo sostenido por la actora, Securitas nunca tuvo a su cargo, ni se obligó en forma total y/o general respecto de la seguridad del lugar, sino por las tareas específicas acordadas con su cliente en el citado contrato. Arguyeron que el 11 de febrero de 2014, los guardias de Securitas se encontraban controlando los ingresos y egresos al club en los puestos respectivos, señalando que principalmente controlaban el ingreso y egreso de visitas y de proveedores, ya que los socios utilizaban únicamente un PIN para ingresar y salir. Expresaron que no hubo de parte del personal de seguridad un incumplimiento de sus tareas asignadas que tuviera un nexo de causalidad jurídicamente relevante con dicho evento,

    por lo que negó la existencia de responsabilidad en el hecho por parte de “Securitas Argentina S.A.”. Por lo que solicitaron que oportunamente se rechace la demanda, con costas (fs. 325/349).

    Sancor Cooperativa de Seguros Limitada contestó la citación en garantía y adhirió a la contestación de “Securitas Argentina S.A.” (fs. 373/380).

    Los Lagartos Country Club S.A.

    en el responde a la demanda sostuvo que es un club de campo de la zona de P. organizado en los términos del art. 67 del decreto-ley 8912/77 y reglamentario 9404/86 de la provincia de Buenos Aires, como asociación civil constituida bajo la forma de sociedad anónima (art. 3º ley 19550).

    Explicó que brinda a sus socios servicios sociales, deportivos y Fecha de firma: 16/10/2020

    Firmado por: J.L.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: EDUARDO ANTONIO ZANNONI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: F.P.S., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA F

    recreativos y a los lotes que se encuentran bajo su área de competencia,

    los servicios habitualmente de carácter municipal, tales como recolección de residuos, ramas, poda y desmalezamiento, cuidado de espacios circulatorios y lotes baldíos en los casos en los que no lo haga su titular,

    alumbrado público, etc., todo ello por delegación municipal, en conformidad con la normativa provincial y municipal, aclarando que el servicio de seguridad y vigilancia no es un servicio “habitualmente de carácter municipal” y escapa al objeto de la sociedad demandada. Con sustento en la ley provincial nº 12.297 adujo que “Los Lagartos Country Club S.A.” se encuentra imposibilitada legalmente de prestar el servicio de seguridad y vigilancia. Además, invocó la expresa prohibición prevista en el estatuto de la sociedad de prestar el servicio de seguridad y vigilancia, y que la obligación del servicio contratado con “Securitas Argentina S.A.” es de medios y que la actora como socia de los Lagartos no desconocía los términos de la contratación. Destacó también que la contratación de una empresa de seguridad y vigilancia privada no funciona como un seguro, que su finalidad es disuasoria y preventiva.

    Negó la existencia de un factor de imputación a su parte. Finalmente solicitó el rechazo de la demanda (fs. 413/425).

    El magistrado de primera instancia entendió que en razón del contrato celebrado entre la empresa de seguridad y el club de campo, los propietarios de los lotes tienen una relación de consumo con la prestataria del servicio de vigilancia (arts. 1, 2, 37, 40 bis y cc ley 24.420 y C.. S. D, abril 24/2013, “V., M.V. y otro c/

    Club de Campo San Diego S.A. s/ daños y perjuicios”, expte. nº

    69.846/13), destacando que se trata de un régimen objetivo de responsabilidad, en el que para liberarse la empresa de seguridad debe acreditar la ruptura del nexo causal. A su vez, el juzgador manifestó que no observa culpa de la víctima, pero sí de los dependientes de la empresa de vigilancia, considerando que no hicieron todo lo que estaba a su alcance para evitar hechos delictivos como el que aconteció el 11 de febrero de 2014 en la casa de la actora. Así sostuvo el Sr. juez que el daño fue causado por un servicio prestado defectuosamente y que la prestataria de seguridad no arbitró los medios para disuadir hechos delictivos como el aquí ventilado. Consideró que en el caso el hecho ocurrido no puede ser calificado como fortuito y que fue la negligencia Fecha de firma: 16/10/2020

    Firmado por: J.L.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: EDUARDO ANTONIO ZANNONI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: F.P.S., JUEZ DE CAMARA

    demostrada por la empresa de vigilancia a través de un servicio deficiente la que permitió que el hecho se produjera, por lo que la demanda en su contra debe prosperar.

    El Sr. juez con respecto al codemandado “Los Lagartos Country Club S.A.” consideró que cuando contrataron un servicio de seguridad para resguardar el bienestar de los propietarios que pagan mes a mes sus expensas, debieron controlar la manera en que aquél se prestaba, y si tal modo de llevarlo a cabo resultaba eficaz. El magistrado estimó evidente que a estar a las constancias aportadas a estos obrados y a la causa penal, hubo de parte del country codemandado omisión e inacción, no para evitar que los delincuentes consumaran el robo, sino aunque sea para disuadirlos de que ello no ocurriese. Juzgó que la responsabilidad del country y de la empresa de seguridad codemandadas resulta en la especie objetiva y solidaria, con cita del art. 40 de la ley 24.240 y del antecedente jurisprudencial de la S.G. de esta Cámara que invoca (C.. S.G., marzo 13/2017,

    Paredes, F.O. y otros c/ San Eliseo Golf y Country C. Cons. y otros s/ daños y perjuicios

    , expte. nº 26853/07). El juzgador puso de resalto que luego que ocurrido el hecho se realizaron modificaciones en materia de seguridad en el country, lo que -a su juicio- demuestra que la seguridad era inadecuada e insuficiente, destacando que aunque haya encomendado la tarea de seguridad a terceros, no por ello deja de contribuir a la producción del riesgo, naciendo la obligación de indemnizar en razón de su vínculo objetivo con el riesgo creado, a fin de cumplir con la función de garantía respecto al tema de seguridad que deben brindar a las personas que habitan en el country y respecto de sus bienes (fs. 862 y vta.).

    El Sr. juez en la sentencia de fs. 859/866 hizo lugar a la demanda promovida por M.V.A. contra “Securitas Argentina S.A.” y “Los Lagartos Country Club S.A.”, y condenó a estos últimos a abonar a la actora, dentro de los diez días de quedar firme el pronunciamiento: a) la suma total de u$s 65.679, con más un interés del 6% anual desde la fecha del hecho (11 de febrero de 2014) hasta el efectivo pago y b) la suma de $ 760.000, con más los intereses calculados según la tasa activa cartera general (préstamos) nominal anual vencida a 30 días del Banco de la Nación Argentina desde la fecha del Fecha de firma: 16/10/2020

    Firmado por: J.L.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: EDUARDO ANTONIO ZANNONI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: F.P.S., JUEZ DE...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba