Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix, 31 de Agosto de 2023, expediente CNT 042342/2016/CA001

Fecha de Resolución31 de Agosto de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ix

PODER JUDICIAL DE LA NACION

SENTENCIA DEFINITIVA

EXPTE Nº CNT 42342/2016/CA1 SALA IX JUZGADO Nº 39

En la ciudad de Buenos Aires, 30/08/2023 para dictar sentencia en los autos caratulados: “AGUIRRE, J.G. C/ XIAO

YUN, GAN Y OTROS S/ DESPIDO”, se procede a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR R.C.P. dijo:

I- Contra la sentencia de primera instancia que rechazó el reclamo principal, recurre la parte actora –cfr.

escrito incorporado a la causa a través del sistema Lex100-.

El perito contador, apela sus honorarios por bajos,

-escrito también incorporado a la causa en formato digital-.

II- Por razones de método, analizaré inicialmente el recurso interpuesto por la parte actora en cuanto a la causal de disolución del vínculo.

Al respecto, observo que la recurrente se limita a discrepar con la resolución de la Sra. Juez a quo “a quo” e insiste en que se encuentra acreditado en autos que entre junio y septiembre del año 2014 se encontraba con licencia médica en virtud de que, según sostiene, el 30/05/14 sufrió

un accidente in itínere –que luego trataré- y a raíz de ello fue intervenida quirúrgicamente por padecer una fractura de muñeca por caída en la vía pública, sin aportar a la causa,

ningún elementos de prueba que acredite fehacientemente que la empleadora sabía de esa esta situación (v. fs. 26vta.

desconoce que le hayan entregado certificado médico alguno).

La accionante insiste en la solución contraria, en cuanto a que, obra agregado en autos, el recibo de sueldo de la actora de junio del 2014 con un ítem que dice: “licencia”,

lo que acreditaría que la demandada estaba en conocimiento de la enfermedad, sin embargo dicha documental también fue desconocida (v. fs. 163).

Tampoco, el informe pericial médico resulta suficiente para acreditar que la actora efectivamente se encontraba con licencia médica durante el período junio /

septiembre de 2014.

Fecha de firma: 31/08/2023

Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: G.F.M., SECRETARIO DE CAMARA

En consecuencia, tengo en cuenta que de las constancias de la causa surge que: a) ambas partes concuerdan con relación a que el actor dejó de prestar tareas el 31/05/2014 y b) la trabajadora guardó silencio durante más de tres meses, intimando a su empleadora recién el 09/09/2014.

En tal marco, las circunstancias del caso me llevan a concluir que existió un comportamiento concluyente y recíproco de las partes que reflejó la voluntad de abandonar la relación laboral y, por ello, propongo confirmar el fallo de grado en cuanto tuvo por finalizado el vínculo por voluntad concurrente de las partes (Art. 241 LCT).

III- Seguidamente, trataré el recurso interpuesto por la accionante dirigido a cuestionar la valoración de la prueba rendida en autos en orden al accidente denunciado que,

de prosperar mi voto, no obtendrá favorable recepción.

Digo ello pues, sostuvo el apelante al iniciar su reclamo: “…que el día 30 de mayo del 2014 aproximadamente a las 14:45 horas oportunidad en que regresaba a su domicilio desde su lugar de trabajo, sufrió un accidente “in itínere”,

a resultas del cual tiene un cuadro de fractura expuesta de su muñeca …” (v. fs. 5vta.).

Ahora bien, independientemente de que surja del informe de la SRT (v. fs. 219) que la empleadora no contara con aseguradora alguna, por ello la falta de denuncia y de demandar a la ART; lo cierto y concreto -para lo que aquí

interesa- es que el apelante no se hace cargo del fundamento expuesto en el decisorio de grado, esto es que, no se ha logrado probar que la minusvalía que padece la Sra. A. (en la cual el experto médico informa cierta incapacidad),

haya sido como consecuencia de una caída cuando se dirigía del trabajo a su casa.

Repárese que la única declaración –a propuesta de la parte actora- fue la Sra. G.L. (fs. 260) quien declaró que sabe de ello por comentarios de la propia reclamante, sin dar mayores detalles. De modo que, además vaga e imprecisa la exposición, carece de un conocimiento directo de los hechos y de las circunstancias de lugar y horario en que se produjeron (conf. art. 445 “in fine” del CPCCN), por lo que no he de considerar este testimonio como pretende la apelante.

Fecha de firma: 31/08/2023

Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: G.F.M., SECRETARIO DE CAMARA

Tales consideraciones sellan la suerte del agravio en sentido adverso a las pretensiones de la actora, puesto que, en definitiva, la queja resulta insuficiente para otorgarle el tratamiento que pretende (art. 116 L.O.).

Por lo expuesto, propongo rechazar el agravio.

IV- Igual suerte habrá de correr el disenso de la parte actora en relación a la desestimación de la multa establecida en el art. 1 de la ley 25.323.

Ello pues, en el caso de autos no existió

clandestinidad alguna de la relación laboral, que es lo que el art. 1 citado penaliza.

Al respecto, considero que, al no verificarse en el caso el presupuesto de pagos indocumentados contemplado en el referido precepto legal, no corresponde aplicar la multa en cuestión.

Ello así, debido a que la situación de marras consiste, a mi modo de ver, en un incumplimiento de la parte obligada relativo a la remuneración que correspondía percibir la trabajadora –no se le abonaban las horas extras- pero que no se encuentra relacionado con la regularidad de sus registros. (En el mismo sentido, en precedentes similares de esta Sala, “in re”, SD N° 16.853 del registro del 15/03/2011

en autos “S.R.J. c/ INC S.A. s/ Despido”;

conf. voto...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR