Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 8 de Septiembre de 2021, expediente CNT 011601/2016/CA001

Fecha de Resolución 8 de Septiembre de 2021
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

EXPEDIENTE NRO.: 11601/2016

AUTOS: A.R., NONATO c/ COSMETICOS AVON S.A. Y OTRO s/

DESPIDO

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar en forma remota y virtual mediante los canales electrónicos disponibles, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

El Dr. R.P. dijo:

Contra la sentencia de primera instancia que rechazó

la acción en lo principal, se alzan la parte actora, y la codemandada Cosméticos Avon SAIC, mediante los memoriales presentados oportunamente, que merecieron las respectivas replicas. La perito contadora y la representación y patrocinio letrado de la demandada apela los honorarios regulados en su favor, que reputan reducidos.

La parte actora se siente agraviada por la mención del sentenciante de grado respecto de las anteriores empresas señaladas en la demanda, de las cuales se indicó que no fueron traídas a juicio ni oficiadas. Asimismo, cuestiona la valoración de la prueba testimonial y el rechazo de la acción en lo principal. Arguye que no se tuvo en cuenta la presunción del art. 55, LCT, ni los recibos de haberes acompañados. Critica el rechazo del rubro reclamado con sustento en el art. 80, LCT, y que se rechazaran haberes adeudados por tenerse incumplido el requisito del art. 65, LO.

Asimismo, aduce que no se consideraron las injurias invocadas en su totalidad, respecto de la reserva de puesto de trabajo. La codemandada Cosméticos A. apela la imposición de costas en el orden causado.

En esta causa, el actor denunció haber trabajado para sucesivas empresas de limpieza desde el año 1984, que fue registrado por la demandada T. Hermanos SRL en el año 2000, pero que su verdadero empleador fue Cosméticos Avon. En tal sentido, luego de cursado el respectivo intercambio telegráfico, se consideró

despedido en fecha 30-11-14 en los siguientes términos: “…ante el incumplimiento reiterado de sus obligaciones legales y previsionales; no cumpliendo con los emplazamientos cursados por mí en relación a la regularización del contrato laboral;

circunstancia esta que provoca un desmedro a mi crédito alimentario con el consiguiente perjuicio en el futuro haber jubilatorio y habiéndose cumplido el plazo otorgado y persistiendo sus incumplimientos me considero gravemente injuriado y despedido…”.

El sentenciante de grado rechazó la acción en lo principal, y para así decidir consideró que: “ninguno de los testigos que declararon en las actuaciones pudieron dar cuenta de la fecha de ingreso pretendida en la demanda. La Sra. G. dijo haber ingresado a prestar tareas con posterioridad al actor; en cuanto a la Sra. A. quien admitió ser amiga del actor y que quisiera que le vaya bien a este en el resultado Fecha de firma: 08/09/2021 del pleito indicó que sabe que ingresó a prestar tareas en el año 1984 por los dichos del Alta en sistema: 09/09/2021

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA

accionante con lo que su declaración carece de valor probatorio. Por último, el Sr. A. comenzó a prestar tareas en el año 2011, fecha en que el accionante ya se encontraba prestando servicios contratado por la demandada T. Hermanos S.R.L. según se encuentra reconocido. Es decir que no ha podido acreditar, a través de ningún medio probatorio, la fecha de ingreso pretendida. Si bien es cierto que los testigos refirieron a los contratos a través de distintas empresas, ninguno fue contundente en su declaración para demostrar que la contratación sucesiva constituyó una maniobra fraudulenta en los términos relatados en la demanda. Lo propio sucede con la jornada pretendida. La Sra.

  1. refirió una jornada distinta de la pretendida, lo propio sucede con el Sr. A..

    Reitero que las irregularidades en las que incurra el empleador que pueden fundar un distracto deben producir un perjuicio al trabajador, y en el hecho que aquí se trata,

    ninguna prueba obra en las presentes actuaciones.”.

    Asimismo, agregó que: “La totalidad de los testigos fueron contestes en afirmar que la ropa y herramientas de trabajo eran proporcionadas por T. Hermanos S.R.L. De ninguna declaración testimonial surge que las órdenes de trabajo fueran impartidas por dependientes de Cosméticos Avon S.A.C.

    1. Uno de los argumentos de la parte actora es que siempre se le depositaron los haberes en la misma cuenta; sin embargo, conforme surge de lo informado por el Banco Galicia a fs. 250 la apertura de la cuenta sueldo respecto de la que se le solicitó información (y donde indica que T. Hermanos S.R.L. abonó las remuneraciones) tuvo fecha de apertura en 10/2010, incluso con posterioridad a la contratación del actor por la mencionada firma.”,

    y que “no existiendo en autos injuria acreditada que pudiera fundar el distracto, entiendo que el despido indirecto en el que se colocó el Sr. A.R. no fue ajustado a derecho por lo que corresponde el rechazo de la demanda contra Cosméticos Avon S.A.I.C. y T. Hermanos S.R.L.”.

    Ninguno de los fundamentos expuestos ha sido debidamente rebatido por el actor recurrente, cuyas manifestaciones, a mi entender, sólo exponen el disenso con lo resuelto, mas no logran señalar con eficacia errores en la apreciación del Judicante sobre los hechos expuestos y la aplicación del derecho al caso de autos.

    No comparto la exposición del recurrente según la cual no se habrían analizado debidamente las declaraciones testimoniales, pues, como surge de la exposición transcripta, se tuvo especialmente en cuenta la parcialidad manifiesta de una de las testigos, A., quien manifestó desear que le fuese bien al actor,

    lo que, a mi juicio, le resta total valor probatorio a su declaración. A su vez se consideró

    que ni la fecha de ingreso –en tanto los testigos ingresaron con posterioridad al actor- ni la jornada de trabajo fueron acreditadas –en el caso de la jornada, resultó discordante con la denunciada en la demanda-.

    En el caso de G., quien dijo haber conocido al actor del trabajo en el año 1994 o 1995, lo cierto es que sus manifestaciones se advierten solitarias –cabe recordar que el testigo A. ingresó con posterioridad al registro del actor por T.- y no resultan concordantes con ningún otro medio de prueba de modo tal que adquiera valor probatorio. Si bien la regla “testis unnus, testis nullus” fue superada por el moderno derecho procesal, corresponde poner acento en las reglas de la sana crítica ponderando que la declaración posea un sólido poder de convicción, que razonablemente no conduzca a dudar de lo declarado, lo cierto es que en el marco descripto la declaración de G. no resulta suficiente para acreditar ni una maniobra fraudulenta ni la fecha de inicio o la extensión de la jornada.

    Fecha de firma: 08/09/2021

    Alta en sistema: 09/09/2021

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA II

    Asimismo, en la sentencia de primera instancia se aclaró que el hecho de que el actor prestase servicios para una empresa de limpieza –

    T.- contratada por A. no configuraba un fraude, el cual no fue demostrado, y comparto dicho criterio, pues no se acreditó que el actor realizara tareas inherentes o coadyuvantes con la actividad de A..

    Por otra parte, tampoco T. tenía la obligación de registrar una fecha de ingreso anterior a la época en que se hizo cargo de la explotación.

    Digo esto, pues, aun en la mejor...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR