Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - SALA A, 21 de Noviembre de 2013, expediente CIV 059740/2008

Fecha de Resolución21 de Noviembre de 2013
EmisorSALA A

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

59740/2008

AGUADO, G. c/ FERMANI, M.E. y otros s/

daños y perjuicios

LIBRE N° 622.034

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de noviembre del año dos mil trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Sala "A" de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “AGUADO, G. c/ FERMANI, M.E. y otros s/ daños y perjuicios”, respecto de la sentencia de fs.

379/390, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES AJUSTADA A DERECHO LA

SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Dres. H.M. -RICARDOL.R. --

A LA CUESTIÓN PROPUESTA EL DR.

H.M. DIJO:

  1. La sentencia dictada a fs.379/390,

    admitió la demanda deducida por G.A. contra M.E.F. y D.G.G., condenándolos a abonar la suma de Pesos Ciento Cincuenta y Cinco Mil Seiscientos ($155.600),

    con más los intereses y costas del proceso.-

    Para concluir de este modo el Sr. Juez de la instancia de grado impuso la responsabilidad de los perjuicios experimentados como consecuencia del accidente suscitado el día 4 de julio de 2007, en circunstancias en que el actor conducía su rodado Fiat Tipo, dominio AQF-159, por la Av. S.M., de la ciudad de Buenos Aires con dirección hacia General Paz, cuando al llegar a la altura del 5.400 fue violentamente embestido por el Citroen Xsara,

    dominio CQF-017, conducido por la Sra. F., de propiedad del Sr. G., al momento de intentar efectuar un giro en “U” y retomar la avenida.-

    La condena se hizo extensiva a la aseguradora “Boston Compañía Argentina de Seguros S.A” en los términos del art.118 de la ley 17.418.-

    Contra dicho pronunciamiento se alza las quejas de la parte actora y la citada en garantía. La primera expresa agravios a fs.447/459, por lo que se queja del rechazo de la partida Pérdida de Valor Venal y solicita el incremento de las sumas acordadas para resarcir los rubros Daños Materiales: Gastos Asistencia Médica,

    Farmacológica y Medicamentos, Gastos de traslado y Gastos de Vestimentas; Daño Físico-Incapacidad Sobreviniente, Daño Psíquico,

    Tratamiento psicológico y Gastos Futuros; D.M.; Privación de Uso y lo atinente a la tasa de interés aplicada.. Cuyo traslado no fuera contestado por los accionados.-

    Mediante el memorial de fs. 463/464 la parte demandada cuestiona el monto excesivo en el resarcimiento concedido en concepto de Daño Físico y Daño Moral. Esta queja mereció la réplica del accionante a fs.467/470.-

  2. Toda vez que la cuestión relativa a la responsabilidad del ilícito ha sido consentida por las partes,

    corresponde entonces analizar las quejas efectuadas respecto a las partidas indemnizatorias y la tasa de interés.-

    El accionante se queja, por considerar reducidas, las sumas reconocidas para enjugar el renglón “Daños Materiales: Gastos Asistencia Médica, Farmacológica y Medicamentos, Gastos de traslado y Gastos de Vestimentas”.-

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

    En relación a estas erogaciones, la jurisprudencia ha sentado un criterio amplio en torno a su admisión,

    pues para su acogimiento no se exigen los comprobantes respectivos,

    sino que se presume su gasto en función de la entidad de las lesiones inferidas a la víctima, que en la especie, no resultan cuestionables (conf. mis votos en libres n° 285.208 del 20/6/00; n° 330.400 del 4/10/01; n° 339.635 del 5/7/02 y n° 363.197 del 11/3/03, entre muchos otros).-

    Así pues, teniendo en cuenta los agravios vertidos por el accionante, no tendrán favorable acogida, ya que cuando se pretende obtener sumas que no condicen con un servicio médico que corresponda a una cobertura asistencial como la que poseía la víctima, es obvio que ello no puede acordarse sin el aporte de los comprobantes respectivos. De haberse erogado los montos pretendidos por la accionante, debieron haberse conservado instrumentos que respalden desembolsos de tal entidad. Es la damnificada quien debe tratar de establecer con la aproximación que sea factible la entidad del daño, ya que se ha decidido que la deficiencia de la prueba referente al monto de los mismos, gravita en contra de quién tenía la carga de aportarla (conf. L., J.J.

    Tratado de Derecho Civil – Obligaciones

    , t.I, p.309, n°248 y conf.

    esta S., in re "G., C.E. y otro c/ Capillas, N.H. y otro s/daños y perjuicios" del 5/10/99, citado por D., H. en "Derecho de daños en accidentes de tránsito", t. 2, pág., 398/399,

    Editorial Astrea, Buenos Aires, 2001). Ello así, a falta de otros elementos fehacientes de convicción, el monto otorgado en la instancia de grado no resulta reducido, por lo que propongo su confirmación.-

  3. Se quejan de la suma fijada por el sentenciante de grado para enjugar el rubro Daño Físico- Incapacidad Sobreviniente, Daño Psíquico, Tratamiento Psicológico, Tratamiento Fisiokinésico y Gastos Futuros ($111.800), solicitando la actora su tratamiento independiente de los distintos conceptos y su elevación mientras que la demandada solicita su reducción por entender que se ha calculado en forma exagerada y desproporcionada.-

    En primer lugar, la actora ha demandado reparación por incapacidad física y daño psíquico en forma separada,

    empero, más allá de lo que pueda sostenerse sobre la independencia del daño psíquico, se ha sostenido en forma reiterada que dicho rubro debe analizarse juntamente con la incapacidad física, pues ambos perjuicios repercuten unitariamente en el patrimonio del damnificado,

    lo cual aconseja que se fije una partida indemnizatoria que abarque ambos aspectos, que si bien conforman dos índoles diversas de lesiones, se traducen en el mismo daño, que consiste, en definitiva, en la merma patrimonial que sufre la víctima por la disminución de sus aptitudes y para el desempeño de cualquier trabajo o actividad productora de beneficios materiales (conf. esta S.,, mis votos en libres nº 261.021 del 2/3/2000; n° 299.193 del 31/8/2000; nº 326.844

    del 27/8/2001, entre muchos otros).-

    Ahora bien, el accionante observa que el juez de grado fijó un monto global en concepto de incapacidad sobreviniente (Daño Físico, Daño Psíquico) tratamiento psicológico,

    tratamiento fisiokinésico y gastos futuros, aspecto sobre el cual diré

    que lo importante es fijar la reparación plena de los daños probados (art.1083 C.C), sin que interese el “ropaje” o calificación jurídica que practique el sentenciante de turno. Sin perjuicio de las consideraciones que realizaré a continuación, no puede considerarse como desacertada la decisión del Juez de grado al haber fijado una suma resarcitoria por distintos conceptos (Conf. esta S., en libre n°

    574.449 “L., S.B. c/ Federación Patronal de Seguros S.A. y otro s/ daños y perjuicios” del 10/06/2011).-

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

    Si bien la inclusión en un solo rubro indemnizatorio de distintos aspectos resarcitorios puede merecer como metodología algún cuestionamiento, no es menos cierto que la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR