El agua, bien escaso a cuidar con nuevos medios

 
EXTRACTO GRATUITO

Vivir sería un verbo imposible de conjugar si faltara el agua. El peligro cierto de la escasez hídrica afecta no sólo al ser humano, sino también a vegetales y animales. Las lluvias, la nieve y los hielos son proveedores naturales de agua, aunque no con equidad, en continentes y regiones. Vientos, temperaturas y el relieve del planeta condicionan la distribución de las aguas.

El ser humano se contentó con un consumo regular de dos o tres litros diarios de agua natural durante muchos siglos. La edad contemporánea quebró aquella economía y el gasto se fue multiplicando con los hábitos higiénicos, el empleo industrial del agua, la generación de electricidad y tantos otros usos, a la vez que el vital elemento se contaminaba por los vertidos industriales, las aguas de riego y los efectos de fertilizantes y pesticidas, que afectan la potabilidad y van reduciendo las reservas.

Así se ha llegado a niveles de escasez hídrica que pueden entenderse de tres modos: como estrés, referido a la dificultad de encontrar fuentes de agua dulce en determinados tiempos del año en una región; como déficit producido por los cambios climáticos que originan, por ejemplo, sequías, y, por fin, la crisis hídrica, que se manifiesta cuando el volumen de agua potable disponible en un área geográfica es menor que la demanda. En este caso se dan dos factores determinantes: por una parte, escasez relativa del recurso hídrico; por otra, mala administración del recurso.

La ONU ha puesto de relieve la gravedad de la situación que afrontan millones de habitantes sin acceso a la necesaria agua potable ni al saneamiento. De ahí que dentro de los objetivos del milenio enunciados por el organismo mundial para lograr en el año en curso se ha propuesto una ambiciosa reducción de esas limitaciones. De ese modo se beneficiaría la mitad de la población que hoy padece por la insuficiencia hídrica. Si no se obra con eficacia y prontitud para acceder a esa meta, se estima que 1900 millones de personas afrontarán en 2025 un grado de escasez insoportable.

Las propuestas para enfrentar el alarmante horizonte de una sociedad sin recursos hídricos suficientes fue el tema central del reciente Congreso Mundial del Agua, que tuvo lugar en nuestro país, en la ciudad de Villa Mercedes, en San Luis. Allí se formularon diversas iniciativas tendientes a disminuir el acuciante problema, entre las cuales se contaron las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA