El agresor en Mar del Plata sería el hijo del jefe de la barra de Central

MAR DEL PLATA.- A un año del brutal homicidio de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, la violencia juvenil se adueñó de las playas de esta ciudad. Un joven turista de 20 años permanece internado en terapia intermedia desde esta madrugada tras recibir un fuerte golpe en la cabeza durante una pelea que se desató entre dos grupos, dentro de un local nocturno de la costa. Los agresores fueron demorados en la ruta cuando regresaban a Rosario, su ciudad de origen. Fuentes de la investigación identificaron a los presuntos agresores interceptados en Zárate como Alejandro Galvano, de 23 años, y Andrés Guillermo Bracamonte, de 21, hijo del jefe de la barra de Central, Andrés Pillín Bracamonte, excarcelado en noviembre pasado luego de estar detenido en una causa por lavado de dinero.Trascendió que otro sospechoso se presentaría en las próximas horas en la fiscalía, se trataría del hijo de un dirigente de la Conmebol y de una dirigente de Central.La víctima, Matías Montín, fue derivada de urgencia al Hospital Privado de la Comunidad (HPC), donde permanece en observación. El joven habría sido golpeado en la cabeza con botellas de champagne, según informaron a LA NACION fuentes de la investigación y familiares del joven herido.Carlos Montín, padre de Matías, aseguró que su hijo está "consciente", pero con un derrame interno que preocupa a los médicos. "Habrá que ver si tienen que intervenirlo quirúrgicamente", dijo en la puerta del hospital.El padre de la víctima sostuvo que su hijo no comenzó la pelea, sino que intentó mediar cuando atacaban a un amigo. En esas circunstancias fue que recibió los golpes. Aseguró que el joven tiene una herida cortante en la frente, un diente partido y un derrame interno. "Hay que esperar a ver cómo evoluciona, seguirá internado unos días", aclaró. "Estaba inconsciente y le seguían tirando botellazos", explicó el padre del joven atacado.La pelea ocurrió después de medianoche en el local Ananá, en Playa Grande, entre dos grupos que estaban en distintas mesas, en formato de burbujas sociales. De acuerdo con datos recolectados por los investigadores, el joven herido y sus amigos son de la ciudad de Buenos Aires y, el otro grupo, es oriundo de Rosario.La Justicia, a partir de un causa que instruye el fiscal Pablo Cubas, intenta reconstruir la violenta situación e identificar a los responsables mediante la declaración de testigosEntre las pruebas que se recopilarán figuran los registros de las cámaras de seguridad del boliche, situado en el extremo norte de Playa...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba